15-03-2020 / 19:30 h EFE

Agentes de la Policía Foral han sido movilizados este domingo por numerosos requerimientos ciudadanos relacionados con la aplicación del Real Decreto por el que se ha declarado el estado de alarma ocasionado por el COVID-19, entre ellos una barbacoa en la playa de Orikain.

El Centro de Mando y Coordinación ha atendido decenas de llamadas de todo tipo, principalmente solicitando información o requiriendo intervención por incumplimiento de las restricciones, ha informado la Policía Foral.

Las patrullas se han desplazado a lugares públicos donde se concentraban grupos de personas: establecimientos hosteleros en Berrioplano, Fustiñana, Lesaka, Yesa o Castejón, pistas deportivas en Burlada, Paternáin, Artica o Barillas y paseos públicos en el extrarradio de Pamplona (Ripagaina, Ezkaba, Azoz y Sarriguren), Aguilar de Codés o Berriosuso.

Se han controlado comportamientos incívicos en la playa de Orikain (barbacoa), en el merendero de Aibar, en la laguna de Lor (Cascante) o una marcha familiar en bici en Ansoáin.

La mayor parte de las dudas vienen determinadas por la aplicación de las limitaciones de libertad de circulación y las excepciones de establecimientos que pueden desarrollar actividad. Sólo a través de redes sociales la Policía Foral ha atendido 246 requerimientos ciudadanos informativos de todo tipo.

La Policía Foral recuerda que el incumplimiento de las restricciones puede conllevar una multa por desobediencia, según la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, desde 100 euros si es leve a 30.000 si es grave, o en aplicación de otras normas como la Ley Orgánica que regula el estado de alarma, la de Salud Pública o de Protección Civil, donde se establecen penas que pueden ser privativas de libertad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD