16-03-2020 / 10:11 h EFE

Las alcaldías de los siete municipios de la Conca d'Òdena, cuatro de los cuales están confinados al detectarse un brote de coronavirus, han avisado de que si no se establece "una zona blanca para la circulación de mercancías" las consecuencias para la economía de la zona pueden ser "devastadoras".

Así lo señala un comunicado firmado de forma conjunta tanto por los cuatro municipios confinados para intentar contener el coronavirus -Igualada, Òdena, Santa Margarida de Montbui y Vilanova del Camí- como los otros tres de esta zona que no lo están -Castellolí, Jorba y la Pobla de Claramunt-.

El pasado viernes, la consellera de Empresa, Àngels Chacón, ya anunció que el Govern trabaja para establecer una "zona blanca" para permitir que en determinados casos puedan entrar y salir mercancías necesarias en algunas fábricas.

Los municipios afectados afirman que mantienen "conversaciones internas y permanentes con la Generalitat" sobre la cuestión con el fin de que este perímetro sea "efectivo lo antes posible".

Las cuatro localidades incomunicadas "entienden que el confinamiento para preservar la salud de las personas debe ser compatible con una vía segura y con garantías sanitarias de paso de mercancías", al tiempo que "consideran que la no aplicación de esta medida puede comportar consecuencias devastadoras para la Conca d'Òdena".

La Generalitat decidió la semana pasada confinar estas cuatro poblaciones de la zona de Igualada, en las que se ha detectado el brote más importante de coronavirus en Cataluña y donde han fallecido siete personas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD