16-03-2020 / 14:22 h EFE

El Comité de Empresa de Vestas Manufacturing Spain en su planta de Daimiel (Ciudad Real), formado por los sindicatos CCOO, CGT, UGT, CSIF y USO, han denunciado deficiencias en la aplicación del protocolo ante el COVID-19, que está suponiendo exponer la salud de los más de 1.300 trabajadores de esta planta.

En un comunicado de prensa hecho público este lunes, el Comité de Empresa ha indicado que se está conociendo que se están produciendo posibles casos que no se confirman con positivo por COVID-19 de trabajadores, porque no se están realizando las pruebas debido a la falta de medios de los servicios de salud.

Algunos compañeros han estado en contacto directo en la fábrica antes de poner a éstos en cuarentena y esta situación está generando miedo en la plantilla, lo que también puede derivar en otros problemas, al no estar los trabajadores centrados en sus trabajos y cundir la preocupación.

El Comité de Empresa ha señalado que ha expuesto a la dirección de la empresa las deficiencias respecto al protocolo establecido y la respuesta que han recibido "ha sido un e-mail en el que se trasmite una realidad muy diferente a la que allí vivimos", ha criticado.

También desde el viernes se expusieron medidas a adoptar como reducir el número de trabajadores por turno o hacer que no coincidan los turnos entrantes y salientes para evitar el contacto con el máximo número de personas posibles, propuesta que, según los sindicatos, "no ha recibido respuesta".

Éstos denuncian que tampoco se ha reforzado la limpieza lo suficiente y así, "en el turno de noche no había nadie, las mesas de la cantina no se desinfectan entre un turno de comida y otro y falta gel desinfectante".

Además, han apuntado que, "aunque se ha limitado el número de trabajadores en la cantina, en los vestuarios seguimos juntándonos los mismos trabajadores, realizamos las tareas de producción juntos y el número de mascarillas se ha limitado solo a las tareas donde sea imprescindible".

En este punto, han señalado que, dada la situación y las medidas tomadas por la dirección, "no hay razones para continuar la actividad en la fábrica, no solo por la seguridad de la plantilla", sino porque "podemos estar generando un problema de salud pública y colapsar aún más la sanidad".

En opinión de los sindicatos, resulta absurdo "limitar los desplazamientos e imponer la cuarentena, mientras continúa abierta una factoría por donde pasan más de 1.300 personas", han zanjado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD