16-03-2020 / 14:40 h EFE

El obispo de Girona, Francesc Pardo, ha emitido este lunes un mensaje desde su confinamiento en casa en el que aprecia en la propagación del coronavirus una "cierta cura" de un "posible orgullo" de los humanos, que constatan ahora sus "fragilidades".

"Esta pandemia nos hacer ser más humildes, más solidarios", señala Pardo, quien subraya que las personas, entre las que se incluye, pensaban que eran "los señores" y que dominaban "la ciencia, la economía, el presente y el futuro".

"Y un virus nos ha recordado que somos limitados, débiles y que no somos los amos de la vida", señala el obispo, que apela a la paciencia de la ciudadanía, a que se piense en los demás y a rogar por que se fortaleza la convivencia.

Francesc Pardo, que desea la pronta recuperación de los enfermos, expresa su agradecimiento a los profesionales sanitarios y pide que se les conceda la fuerza necesaria para ejercer su labor.

Pardo recuerda las decisiones adoptadas por las diócesis catalanas para evitar la propagación del coronavirus, que incluye la supresión de misas para evitar concentraciones, aunque informa a los fieles de que pueden seguir las lecturas por internet y de que algunas iglesias permanecen abiertas unas horas "para que pueda ir quien lo desee".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD