16-03-2020 / 19:40 h EFE

La acusación particular, que ejerce el abogado Juan Carlos Zayas contra los guardias urbanos Rosa Peral y Albert López, acusados de matar al novio de ella, Pedro Rodríguez, ha asegurado que la procesada mató a la víctima en lugar de poner fin a su relación con él por miedo a que difundiera fotos íntimas.

El letrado de la familia de Pedro ha defendido esta tesis ante el jurado popular de la Audiencia de Barcelona en una sesión extraordinaria a puerta cerrada por el coronavirus, en la que ha acusado a Rosa y Albert de haber planeado el asesinato de Pedro, que cometieron a sangre fría la madrugada del 1 al 2 de mayo de 2017.

De acuerdo con Zayas, para poder estar con Albert, la enjuiciada decidió asesinar a Pedro en lugar de terminar su relación con él por temor a que éste difundiera fotografías de carácter íntimo, correos electrónicos privados o difamara su imagen.

Todo ello en un momento en el que Rosa afrontaba el juicio contra un subinspector de la Guardia Urbana al que acusaba de enviar una foto suya haciéndole una felación.

"¿Ustedes se imaginan cuál hubiera sido la posición de Rosa ante la Guardia Urbana con la perspectiva de un juicio en el cual ya estaba siendo suficientemente mal vista por sus compañeros y objeto de comentarios sobre su vida personal si hubiera roto su relación?", ha subrayado la acusación.

En su opinión, Rosa temía que, si dejaba a Pedro, éste "en un arrebato incorrecto, inadecuado, injustificable, de rabia y desesperación, habría podido extender esas imágenes -íntimas- o hacer comentarios": "El aislamiento de Rosa, cuya único salvavidas era Pedro, hubiera desaparecido y se hubiera encontrado sola", ha resaltado.

Por ello, según Zayas, Rosa "ni permitió ni quiso permitir" esa perspectiva y decidió acabar con la vida de su pareja: "Antes de pasar por esta vergüenza, a este señor me lo cargo, pensó".

El letrado ha querido demostrar de este modo que Rosa y Albert "tenían razones" para matar Pedro, cuyos restos fueron calcinados en el maletero de un coche y abandonados en el pantano de Foix, y que ambos obtuvieron "beneficios" con su muerte.

También ha recriminado a la procesada que le dijera a la exmujer de Pedro, a la que se acercó tras el crimen, que "en España tendría que haber pena de muerte".

"Es una gran ventaja para los acusados que estemos en España y no en Florida, Arizona, Texas o China porque, si no, probablemente estos señores perderían su vida", ha destacado antes de agregar que con la legislación vigente "en el peor de los casos, dentro de 10 años u 8 años estarán tranquilamente paseándose por la calle".

Finalmente, Zayas ha considerado acreditado que el plan para matar a Pedro consistió en "dormir, drogar o neutralizar sus capacidades de defensa" y, estando "estirado en el sofá" fue atacado "con un golpe en la cabeza que produjo un reguero de sangre hacia arriba y salpicó la bombilla".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD