16-03-2020 / 19:51 h EFE

La preocupación por las derivadas económicas de la crisis del coronavirus en la Comunitat ha añadido cierta angustia e incertidumbre a la segunda jornada de confinamiento domiciliario que vive el país, mientras la cifra de fallecidos ha experimentado este lunes el mayor incremento hasta la fecha con nueve personas y cerca de medio millar de contagiados.

Actualmente hay 135 personas hospitalizadas por este virus en la Comunitat, según ha informado la consellera Ana Barceló, de las que 27 están en la UCI, mientras doce pacientes han sido dados de alta tras haberse curado.

No obstante, el Consell ha pedido a la población tranquilidad, porque el sistema sanitario "está preparado" y tiene los recursos para atender a los pacientes, y ha informado sobre la puesta en marcha de una nueva aplicación móvil para facilitar la atención de quienes han dado positivo o son casos posibles por coronavirus, con la que podrán se podrá pedir cita telefónica con un facultativo y así facilitar la atención y evitar desplazamientos a los centros de salud.

Este lunes también ha estado marcado por el inicio de las operaciones militares -a cargo de la UME- dirigidas a contener la expansión del coronavirus en varios puntos del área metropolitana de València.

Un total de 113 miembros de esta sección del ejército han iniciado la desinfección con agua y lejía de diversas infraestructuras críticas de la ciudad de València, Paterna y Torrent, entre ellas las estaciones ferroviarias, de autobuses y metro, o el aeropuerto de Manises.

A lo largo de la jornada se han conocido las primera sanciones impuestas a quienes no cumplen con el confinamiento domiciliario, y se han producido, prácticamente en cascada, diversos anuncios empresariales en los que se ha informado sobre la solicitud de un total de 137 expedientes de regulación temporal de empleo que afectarán a cerca de 5.000 empleos en la Comunitat.

Otro de los focos de atención en materia económica es la planta de Ford en Almussafes, que ha pausado su producción ante la detección de casos de coronavirus entre sus empleados y también ha suspendido la negociación con los sindicatos para el despido de 410 empleados.

La sección sindical de UGT en esta multinacional de la automoción ha planteado a la dirección de la empresa que los empleados adelanten sus vacaciones de Semana Santa, de modo que la empresa sufra menos pérdidas y se pueda retrasar al máximo la solicitud de un ERTE en esta factoría, en la que trabajan cerca de 7.000 personas.

Quizá la nota positiva de la jornada se ha podido encontrar en los supermercados, que han dejado de ser escenarios casi apocalípticos para recuperar poco a poco la normalidad gracias a unas normas de acceso y seguridad que están funcionando, según han informado portavoces de las principales plataformas de distribución, como Mercadona o Consum.

Además de la distribución de alimentos, los transportistas valencianos han informado de que no habrá problemas de abastecimiento de medicinas, productos sanitarios o combustible.

En la efervescencia informativa de la jornada también se han escuchado las voces de expertos en teletrabajo o psicólogos, que advierten sobre la necesidad de mantener a raya la ansiedad, de limitar la exposición a las malas noticias, de reservar momentos para la soledad o que invitan a aprovechar la “oportunidad” que brinda el teletrabajo para innovar, mantener la productividad y mejorar el contacto con la familia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2023
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD