16-03-2020 / 20:51 h EFE

ut, 16 mar (EFECOM).- La Asociación de Bancos en el Líbano (ABL) anunció este lunes el cierre de las entidades bancarias desde mañana, martes, hasta el 29 de marzo como medida de preventiva para los empleados por la amenaza de la pandemia del coronavirus y en medio de su peor crisis económica en décadas.

La asociación implementa esta medida desoyendo al Gobierno libanés, que pidió ayer que se mantuvieran abiertas las sucursales en el estado de "movilización general" que empieza mañana en el país para evitar la expansión del nuevo coronavirus, que suma en el país 109 casos confirmados.

En un comunicado, la ABL afirmó que esta decisión se toma en coordinación con el Banco Central del Líbano y que proporcionarán "servicios básicos" a los ciudadanos, como la retirada de dinero en libras libanesas desde el cajero automático, sin mencionar cuantías en dólares.

Asimismo, garantizarán el pago de los salarios, únicamente en moneda local.

Dos semanas de cierre de los bancos suponen un duro golpe para una economía que sufre su peor crisis desde que terminó la guerra civil, en 1990, después de que el Gobierno libanés declarase la semana pasada su primer cese de pagos de la historia al no poder pagar 1.200 millones de dólares en eurobonos.

Desde hace unos meses, ante esta escasez y a falta de una regulación del Banco Central, las entidades bancarias han decidido imponer su propio control de capitales en el país dejando a los libaneses sin poder sacar más de 300 dólares cada quince días.

Pese a que el Líbano cuenta con su propia moneda local, la libra libanesa, su política está fuertemente dolarizada.

Desde 1997 se fijó un tipo de cambio para el dólar, pero debido a la devaluación de la moneda local se ha disparado en el mercado negro.

Para intentar frenarlo, sin éxito, el Banco Central ha emitido dos circulares pidiendo que se cotice el dólar a 2.000 libras respecto a los 1.507 fijados para que en las tiendas de cambio no fluctúe la moneda por encima de esa cantidad.

El pasado 17 de octubre, los libaneses tomaron las calles cansados de la corrupción de la clase dirigente y de una situación que le ha llevado a ser uno de los más endeudados del mundo.

El Líbano arrastra una deuda pública que supera los 90.000 millones de dólares, lo que supone un 170 % del PIB.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD