17-03-2020 / 16:20 h EFE

Estado de calamidad o de emergencia? Portugal, en alerta por el impacto del Covid-19, se prepara para dar un paso ms en la restriccin de movimientos y actividades y se debate entre avanzar hasta la prctica paralizacin que supone la emergencia o quedarse en un escaln intermedio, la calamidad.

Con 450 contagios y una vctima mortal, Portugal teme que la enfermedad alcance los niveles de Italia o su vecina Espaa, con ms de 11.000 casos y 500 muertos.

Slo en las ltimas 24 horas, los contagios en el pas han crecido un 35 por ciento. Madeira, que se haba mantenido limpia, ha registrado hoy su primer caso: una turista holandesa.

Las grandes ciudades, como Lisboa y Oporto, estn a medio gas. Calles semivacas, tiendas y cines cerrados, organismos pblicos y bancos en servicios mnimos y farmacias y supermercados con acceso limitado.

Los hospitales, volcados en los cuadros de coronavirus y con urgencias limitadas a casos muy graves, sern reforzados con 2.000 mdicos y profesionales en las prximas semanas.

Los colectivo est desbordado. Segn la Orden de Mdicos, el 20 por ciento de los positivos portugueses corresponden a personal sanitario.

La lista de empresas que ha impuesto el teletrabajo se multiplica, como tambin la de compaas que han tenido que echar el cierre temporal, como el gigante Autoeuropa, la mayor exportadora de bienes del pas, que ha mandado a sus 5.000 trabajadores a casa por tiempo indefinido.

El turismo, motor de la economa lusa, se ha desplomado. Tras la cada de las reservas de viajeros asiticos, americanos y europeos, el cierre de la frontera con Espaa, que entr en vigor anoche, obliga a cientos de pequeos empresarios a cerrar y a las grandes cadenas hoteleras a replantear sus planes anuales.

En la frontera terrestre entre Portugal y Espaa -la Raya, con 1.200 kilmetros, la ms antigua y larga de Europa-, solo se permite el paso de mercancas y trabajadores. Los vuelos y el transporte ferroviario entre ambos pases han sido tambin suspendidos.

Los pequeos grupos de turistas que todava se podan ver el lunes paseando por Lisboa y Oporto han desaparecido.

El Gobierno del socialista Antnio Costa estima que el impacto superar los 2.000 millones de euros al mes.

El presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, el poltico ms popular de Portugal, ha convocado para maana, mircoles, al Consejo de Estado para debatir la aplicacin del estado de emergencia.

Rebelo, de 71 aos, se ha convertido en un ejemplo para la sociedad lusa. Guard cuarentena preventiva tras estar en contacto con alumnos de un colegio donde se detect un positivo. Su primer anlisis dio negativo y se someter hoy a un test de confirmacin.

El presidente apuesta por declarar el estado de emergencia -que no se aplica desde noviembre de 1975, tras el triunfo de la Revolucin de los Claveles- para dar al Gobierno un respaldo constitucional ante decisiones drsticas que impliquen limitar libertades y derechos.

Una medida que, a juicio del primer ministro, el socialista Antnio Costa, es "extraordinariamente grave".

Costa ha adelantado que acatar la decisin del presidente y del Consejo de Estado, pero ha dejado entrever que es partidario de avanzar paso a paso.

"Las medidas tienen que ser tomadas en funcin de las necesidades de cada da. Pero es necesario tambin que la vida contine. Y si todo para....", dijo anoche.

El primer ministro se inclina por el "estado de calamidad", un escaln por debajo de la emergencia, que permite tambin limitar movimientos. Una decisin inevitable porque el virus est en fase de expansin y no ser hasta final de mayo cuando el pas pueda respirar.

"Es una batalla de todos", advirti el primer ministro.

Su ministra de Salud, Marta Temido, ha sido ms contundente: "Estamos actuando como en una guerra. Y en una guerra hay que tener disciplina".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD