18-03-2020 / 15:01 h EFE

Morata de Tajuña se ha propuesto que ningún perro se quede "encerrado" en casa estos días de aislamiento, lo que ha dado lugar a que los vecinos se organicen y creen una red de ayuda especialmente enfocada a las personas mayores que no deban salir a la calle y sacar a sus mascotas.

Se trata de una iniciativa de la Asociación Morateña Animalista (Ama), que asegura que, si permanecer tantas horas en la vivienda afecta notablemente a las personas, mayor suele ser la angustia en los animales, que no comprenden el nuevo escenario y que, por su naturaleza, necesitan pasear.

Por eso, la asociación Ama se ofrece a sacar, al menos dos veces al día, a los perros de quienes no puedan pasearlos, permitiendo que los dueños estén tranquilos al ver garantizadas las necesidades de sus canes.

La entidad está formada por medio centenar de socios, aunque serán alrededor de 20 quienes paseen a los canes, ya que se han quedado fuera del proyecto aquellas personas que no deban exponerse al coronavirus.

Los paseos se harán solamente por la vía pública, puesto que los parques y pipicanes han sido clausurados.

La prestación, totalmente gratuita, se ofrecerá a los mayores, personas con enfermedades crónicas o con movilidad reducida y, en general, a todo aquel que no deba exponerse a un posible contagio de coronavirus, explica a Efe la asociación.

Sus integrantes recalcan que es “muy habitual” que los mayores vivan solos y tengan perros, por lo que habían percibido que los paseos de los animales de compañía se estaba convirtiendo en un quebradero de cabeza en este pueblo del sureste de Madrid, con casi 7.800 habitantes.

Por su parte, el alcalde de la localidad, Ángel Sánchez, explica orgulloso a Efe que esta iniciativa se enmarca en un plan de “ayuda y voluntariado” que siempre existe en el municipio, pero que se ha reforzado a raíz de la propagación del coronavirus.

“Tenemos una red completísima de personas solidarias que quieren ayudar, y con esta pandemia han reforzado su organización”, asevera el edil.

En concreto, los vecinos están ofreciendo apoyo ciudadano en materia de psicología, de atención a los mayores y de abastecimiento a domicilios, entre otros. "Cada uno aporta aquello de lo que sabe", resume el edil.

En la mayoría de los casos el denominador común es que los beneficiarios son abuelos o personas que sufren patologías crónicas y no quieren exponerse al Covid-19, aunque el alcalde asegura que “se intenta ayudar a todo el que lo pida”, ya sea porque es vulnerable o, simplemente, porque tiene miedo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD