18-03-2020 / 16:11 h EFE

SOS Racismo Madrid pide a Interior que libere a los internos del CIE de Aluche ante la insalubridad sanitaria y la presencia de síntomas de COVID-19 en algunos de ellos ya que "mantenerlos encerrados y expuestos es un sinsentido", pero buscándoles un alojamiento y dándoles un tratamiento.

Catorce internos subieron ayer a la azotea del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche al grito de "libertad" en un acción que la organización califica de "acto de resistencia".

En un comunicado, SOS Racismo considera que "la retención de personas en los CIEs es un sinsentido" ante la imposibilidad de deportación por el cierre de las fronteras y cuando algunos presentan síntomas del coronavirus.

Al margen de su inmediata puesta en libertad, exige que se les ofrezcan tratamientos médicos adecuados a aquellas personas que presenten sintomatología relacionada con el COVID-19.

"Mantenerlos encerrados y expuestos al contagio de coronavirus es un atentado contra su salud y una flagrante violación de los derechos humanos. El Estado español es directamente responsable de la vida y bienestar de los internos en Aluche", añade.

La organización explica que Interior ha puesto ya en libertad a algunos pero sin proveerles de opción habitacional o alimentaria y sin atención médica adecuada, lo que les deja en situación de vulnerabilidad, más aun en un Estado de Alarma, sufriendo "una persecución policial constante".

También el Servicio Jesuita de Migrantes (SJM) ha reaccionado a esta situación y, en su caso, ha pedido al departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska que tome medidas en todos los CIE y libere a sus internos que no pueden ser expulsados, ofreciéndoles alternativas de protección.

Y es que, según recuerda, la excepcionalidad derivada de la pandemia del coronavirus ha obligado a que las ONG tengan restringido el acceso a estos centros, "lo que hace imposible conocer y monitorizar" la situación de los inmigrantes, entre quienes además está aumentando "la desesperación" y los "brotes de violencia" por la falta de información.

Medidas que, por otra parte, son de imposible cumplimiento en los CIE, como son las de mantener 1,5 metros de distancia de seguridad o utilizar pañuelos desechables o lavarse frecuentemente las manos, por lo que exige no solo la puesta en libertad de estas personas, sino también la suspensión de nuevos ingresos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD