19-03-2020 / 15:20 h EFE

La crisis económica generada tras la pandemia del coronavirus deja en una situación muy complicada a miles de familias en España que viven de alquiler y que ahora esperan más medidas por parte del Gobierno para hacer frente a esta realidad.

Aunque en el real decreto de medidas urgentes aprobado el martes, el Gobierno no decretó una moratoria en en el pago de los alquileres, como sí hizo con las hipotecas, el presidente Pedro Sánchez ya ha animado a arrendadores a ser solidarios y comprensivos con la situación actual.

Ante esta situación, y a expensas de que el Gobierno pueda marcar una hoja de ruta al respecto, algunas compañías especializadas en el mercado de alquiler ya están pidiendo a los arrendadores "flexibilidad" en el pago o directamente están aplicando moratorias para los inquilinos más afectados por la crisis del coronavirus.

Por su parte, Lazora, sociedad especializada en vivienda en alquiler a largo plazo con más de 7.000 inquilinos, explicaba en un comunicado que aplicará una moratoria en el pago del alquiler para aquellas familias cuya situación se vea deteriorada por esta crisis sanitaria.

De esta forma, esta sociedad especializada indica que la mitad de las viviendas que gestiona son protegidas, ofrecerá a los afectados aplazar el pago de sus rentas durante el periodo de estado de alarma y, posteriormente, fraccionar durante un año el abono de las rentas no pagadas.

Por su parte, Arrenta, la asociación para el fomento del alquiler y acceso a la vivienda, ha acordado la creación de una Bolsa de Ayuda del Alquiler, que cuenta con cuantía inicial de 10.000 euros desde fondos propios de la empresa con el objetivo de pagar el alquiler de las familias que han visto reducido sus ingresos a consecuencia del coronavirus.

La iniciativa, que tiene el objetivo de poder multiplicar esa cifra inicial hasta los 250.000 euros antes del 5 de abril, destinará 200 euros al mes, por un total de dos mensualidades para el colectivo más vulnerable.

Pero la aplicación de estas medidas abren, a su vez, un nueva disyuntiva, y es que el 95 % de los arrendadores en España son familias y pequeños ahorradores y el 5 % restante son los llamados "grandes tenedores" (inmobiliarias, entidades financieras, de gestión de activos y fondos de inversión).

En esta línea, la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha defendido este jueves que hay que "reflexionar" sobre los posibles efectos adversos de una suspensión del pago de alquileres similar a la puesta en marcha con las hipotecas para paliar la crisis del coronavirus.

Calviño, durante una entrevista en Antena 3, ha subrayado que el tema de alquileres son "una situación distinta", ya que "en el otro lado" no hay un banco sino un ciudadano, de manera que esta medida "puede tener un efecto beneficioso desde una perspectiva pero negativo desde otra".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD