22-03-2020 / 14:31 h EFE

En medio de críticas de la oposición y de varias ONG, el Gobierno húngaro del ultranacionalista Viktor Orbán prepara una enmienda legal para prolongar el estado de emergencia por la epidemia del coronavirus de forma indeterminada y gobernar así mediante decreto y sin el funcionamiento del Parlamento.

El polémico proyecto de ley, publicado el pasado viernes por la noche por la ministra de Justicia, Judit Varga, señala que el actual estado de emergencia, adoptado el 11 de marzo pasado, puede ser prolongado sin el visto bueno del Parlamento.

La ley, cuyo debate se prevé a partir de este lunes, prevé además penas de hasta cinco años de cárcel para personas que publiquen informaciones falsas que "imposibilitan o dificultan" la lucha contra el virus.

Por otra parte, el proyecto habla de una eventual "pausa parlamentaria forzosa" por la epidemia y determina que el Gobierno podría gobernar suspendiendo la aplicación de leyes y mediante medidas extraordinarias.

Varias ONG criticaron hoy en un comunicado conjunto estos planes del Gobierno ultranacionalista, que para su adopción inmediata necesita el apoyo de la oposición.

Los grupos civiles, entre ellos, Amnistía Internacional, Comité Helsinki y otros, proponen bajo el lema "el poder ilimitado no es un remedio" que se modifique el proyecto de ley y exigen que el estado de emergencia pueda ser declarado únicamente por el Parlamento y solo "por periodos determinados".

"Los reglamentos básicos del funcionamiento del Estado de derecho no pueden ser anulados tampoco en estado de emergencia por una epidemia", asegura el comunicado.

La oposición, por su parte, no cuestiona la necesidad del estado de emergencia, pero subraya la importancia del respeto de las garantías constitucionales y de que el Gobierno no se aproveche de la situación y propone que el Parlamento siga funcionando.

Las autoridades de Hungría aseguran que han registrado hasta ahora 131 casos de COVID-19, con seis personas fallecidas.

Hungría ha cerrado sus fronteras de forma hermética para la gran mayoría de viajeros extranjeros y ha suspendido el derecho a asilo bajo el pretexto de la epidemia.

El Gobierno de Orban, que desde hace años está enfrentado a las instituciones comunitarios por su deriva autoritaria, ha pedido que la oposición (socialistas y ultraderechistas, entre otros) apoye su iniciativa para una adopción urgente de la ley ya este lunes.

Para ello, necesita el apoyo del 80 % de los 199 diputados, aunque sin el favor opositor cuenta con más de dos tercios y podrá aprobar la ley, eso sí, una semana más tarde.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD