23-03-2020 / 13:00 h EFE

id, 23 mar (EFECOM).- La morosidad de los créditos concedidos para la compra de una vivienda cerró 2019 en el 3,47 %, con lo que continúa en su nivel más bajo desde junio de 2012, poco antes del rescate de Bruselas a la banca española, en tanto que la del crédito para el consumo se redujo frente a septiembre en casi un punto, hasta el 4,35 %.

El Banco de España ha facilitado hoy estos datos, que son trimestrales y corresponden a diciembre de 2019, junto con la morosidad del conjunto de entidades financieras que operan en España -bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito-, de enero de 2020, que subió hasta el 4,83 % por primera vez desde agosto, por razones estacionales, de menor actividad.

Según estos datos, la morosidad de los créditos concedidos al sector promotor e inmobiliario también se redujo en diciembre hasta el 5,24 %, casi 1,6 puntos porcentuales menos que el trimestre anterior y 4,4 puntos menos que en diciembre de 2018, cuando se encontraba en el 9,62 %.

En cuanto a las carteras crediticias de las distintas actividades, la destinada a la compra y rehabilitación de una vivienda bajó en el cuarto trimestre del año hasta los 510.868 millones de euros, frente a los 513.593 millones concedidos a finales del trimestre anterior.

De ese volumen total, las hipotecas morosas o impagadas también cayeron hasta los 17.708 millones desde los 18.435 millones del trimestre anterior.

De esta manera, la morosidad de los créditos destinados para la compra de una vivienda se encuentra en su nivel más bajo desde junio de 2012, y se aleja trimestre a trimestre de su máximo histórico, el 6,32 %, alcanzado en marzo de 2014, en plena crisis financiera.

Sólo un trimestre después, en junio de 2014, llegó el pico máximo de la morosidad del sector promotor e inmobiliario, uno de los más castigados por la última crisis, que superó el 38 %.

Al cierre de 2019, dicha tasa se sitúa muy lejos de esa cota, en el 5,24 %.

Y en volumen, los datos muestran que la financiación concedida por las entidades financieras a las empresas promotoras se elevó a 88.149 millones, frente a los 84.924 millones del trimestre anterior, debido a una cierta reactivación de la actividad.

De ese volumen, 4.616 millones eran dudosos, una cantidad también inferior a los 5.781 millones registrados durante el trimestre anterior.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD