23-03-2020 / 14:31 h EFE

La magistrada titular del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nmero 8 de Santa Cruz de Tenerife ha notificado este lunes un auto en el que desestima una peticin de UGT para distribuir mascarillas a todos los trabajadores de una empresa de ayuda a domicilio porque, reconoce, "es imposible".

En concreto se trata de la empresa de ayuda a domicilio que presta servicio al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, segn ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, que precisa que la juez entiende que no se puede obligar a la entidad ni al Ayuntamiento "a cumplir una orden que resulta materialmente imposible segn las leyes de la lgica y la realidad".

UGT haba pedido que el Ayuntamiento y la empresa de ayuda a domicilio subcontratada Clece SA asegurara el aprovisionamiento a todos los trabajadores del material y epis (equipos de proteccin individual) "mnimamente necesarios e imprescindibles para asegurar la salud" frente al posible contagio por Covid-19.

El sindicato peda que, en el caso de que no fuera posible asegurar este abastecimiento, la autoridad judicial ordenara la "suspensin de la relacin o la exoneracin de prestacin de servicios", con el mantenimiento del deber empresarial de "cotizar y abonar los salarios".

La juez ha desestimado la primera de las peticiones por la "imposibilidad real y manifiesta" de su cumplimiento.

Recapitula que, de la documental aportada por Clece en la vista en la que se analiz el caso, resulta que el gasto semanal ascendera "a 15.000 mascarillas, 7.500 batas quirrgicas, 304 gafas y 15.000 guantes para una estimacin media de 1.500 servicios/da".

Frente a esta peticin, sigue el auto, la empresa acredita que el pasado 17 de marzo dispona de 400 mascarillas, 21 gafas y 400 batas, adems de guantes para todos los trabajadores.

"La situacin de escasez de estos productos es adems un hecho notorio y pblico que no necesita ser probado", razona la magistrada, y el Ministerio de Sanidad en numerosas ocasiones ha dado instrucciones al personal sanitario para que valoren otras alternativas distintas al uso de mascarillas.

En consecuencia, no puede obligarse a la empresa y al Ayuntamiento a cumplir una orden que "resulta materialmente imposible segn las leyes de la lgica y la realidad", establece.

No obstante, la magistrada subraya que esta denegacin no excluye el requerimiento al Ayuntamiento para que, tal y como se comprometi en el acto de la vista, entregue este lunes a la empresa Clece ms equipos de proteccin que contribuyan a mejorar la proteccin de los trabajadores frente a la exposicin al coronavirus.

El Juzgado desestima igualmente la peticin subsidiaria de que el servicio fuera suspendido, pues en el municipio de Santa Cruz de Tenerife son usuarias unas 1.500 personas que necesitan como servicio esencial para subsistir la ayuda de estos trabajadores, que acuden a sus domicilios para prestarles asistencia en labores cotidianas y fundamentales de la vida, tales como asearse, comer o tomar medicamentos.

"El servicio prestado por los trabajadores solicitantes resulta de tal importancia que, en caso de no prestarse, la vida de un gran nmero de usuarios correra extremo peligro", advierte.

La juez concluye su resolucin con la procedencia de hacer "un reconocimiento expreso de la admirable labor que el colectivo de trabajadores solicitantes se encuentra realizando en estos momentos de alarma sanitaria".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD