24-03-2020 / 13:11 h EFE

El alcalde de Igualada (Barcelona), Marc Castells, ha explicado este martes que los alcaldes de la Conca d'Òdena, zona confinada por el brote de coronavirus en el Hospital de Igualada, han acordado una serie de medidas fiscales para paliar el impacto económico del virus.

En una rueda de prensa, Castells ha explicado que los consistorios ampliarán los plazos de pago de las liquidaciones iniciadas antes de la declaración del estado de alarma, y que trabajarán para reducir los plazos de pago de los ayuntamientos a sus proveedores para mejorar su liquidez.

En cuanto a los impuestos municipales, el alcalde ha explicado que el único tributo municipal en curso es el impuesto de circulación, cuyo pago se ha prorrogado hasta junio.

Además, la tasa de recogida de residuos comerciales y el impuesto de ocupación de la vía pública se reducirán proporcionalmente al tiempo que los establecimientos hayan interrumpido su actividad por el estado de alarma.

En el caso de las cuotas de los servicios municipales, los consistorios también han acordado la suspensión del cobro de todos aquellos que no se han prestado, como las escuelas de música, equipamientos deportivos, guarderías o centros cívicos.

"Se adoptarán todas aquellas medidas en materia tributaria que sean necesarias para paliar los efectos del estado de alarma a consecuencia del COVID-19", ha señalado Castells.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD