24-03-2020 / 14:11 h EFE

La marca catalana de accesorios Buff ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para 162 personas, un 71 % de su plantilla, debido a la crisis sanitaria del coronavirus.

En el caso de Buff, la situación es especialmente complicada, ya que tiene su sede central en Igualada (Barcelona), una población confinada desde el pasado 13 de marzo por un brote de coronavirus.

Ya entonces Buff anunció que cerraba sus oficinas, su planta de producción y su almacén, y hoy ha comunicado este ERTE "ante la compleja situación humana y económica" derivada de la emergencia generada por la expansión del COVID-19.

Buff fabrica accesorios para el cuello y la cabeza, como gorras, gorros, bragas de cuello o bufandas, y la crisis sanitaria ha supuesto el cierre de las tiendas de deportes, que son los principales clientes de la marca.

La empresa igualadina precisa que el ERTE se presenta por fuerza mayor, "para preservar la seguridad y salud de las personas y reducir la propagación del virus, por un lado, y para "garantizar la viabilidad económica de la compañía y los empleos", por otro.

Buff asegura que el ERTE es "una medida flexible y progresiva que permitirá reincorporar a personas en función de la evolución de la situación y de las necesidades de la empresa".

La compañía aclara que determinadas actividades orientadas a dar servicios mínimos a clientes y aquellas enfocadas a desarrollar proyectos estratégicos de la compañía se mantienen operativas gracias al teletrabajo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD