24-03-2020 / 19:11 h EFE

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes una partida de 25 millones de euros, de los que 597.000 euros llegarán a Cantabria, para garantizar la alimentación de los niños en situación de vulnerabilidad afectados por el cierre de los centros escolares debido al COVID-19.

La Delegación del Gobierno en Cantabria ha dado a conocer esa cantidad que se va a destinar a la región, destinada a ayudas que garanticen el derecho básico de alimentación de los niños que recibían en sus centros educativos una beca comedor, y que ante el cierre de los mismos, se encuentran desprovistos de esta comida esencial.

Las ayudas podrán consistir en transferencias económicas directas o la prestación directa de distribución de alimentos, según explica en una nota de prensa la Delegación del Gobierno.

Serán beneficiarias las familias con alumnado desde Educación Infantil hasta Secundaria a quienes las comunidades autónomas o los servicios sociales municipales hayan concedido becas o ayudas para el comedor escolar durante el presente curso académico.

Las ayudas se prolongarán mientras permanezcan clausurados los centros educativos, sin perjuicio de su revisión en función de la duración de esta circunstancia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD