25-03-2020 / 20:10 h EFE

El presidente de la Federación Empresarial de la Dependencia en Cantabria, Rubén Otero, cree que "lo peor está por venir" en las residencias por el COVID-19 y lamenta la falta de colaboración con el Servicio Cántabro de Salud (SCS).

"El problema es que estoy convencido de que esto no ha hecho más que empezar", advierte en declaraciones a Efe, antes de añadir que tiene esa sensación por lo que le transmiten compañeros del sector de la dependencia en otros lugares, como Madrid, donde "están hechos polvo" y que empezaron con pocos casos.

En Cantabria la situación en algunos centros no es buena: en una residencia de Val de San Vicente, con algo más de 30 usuarios, ayer había 15 casos confirmados y 16 muestras pendientes de conocer el resultado. Y en Limpias el cien por cien de la plantilla ha dado positivo, según el presidente de la patronal de la dependencia en Cantabria.

Otero cree que el confinamiento irá más allá del 11 de abril porque "no pinta bien".

Y subraya el esfuerzo y la profesionalidad del sector de la dependencia en la región. "Nadie sabe cuidar mejor que nosotros. Ni aunque nos intervengan", resalta.

Lo que sí apostilla Otero es que los profesionales de la dependencia "no curan", y que ése es el trabajo de los médicos.

Aunque la colaboración con el sector de la Consejería de Políticas Sociales y del Instituto Cántabro de Servicios Sociales es "estupenda", no es así en el caso de Sanidad. "Evidentemente no tenemos colaboración (con Sanidad), yo no sé a quién tenemos que llamar", asegura.

Según añade, en ese sentido "no hay nadie dando instrucciones a las residencias" y no hay coordinación en el plano sanitario. "Si alguien mañana del Servicio Cántabro de Salud quiere venir a tomar las riendas de una residencia, que se preparen los internos de esa residencia. No digo a curarlos, sino a cuidarlos", señala, antes de apuntar que sería como si él "dijera a un cirujano cómo tiene que operar".

Sobre el material de protección que llega a los centros enviado por el Gobierno, señala que van recibiendo cosas pero "como en un goteo". "Hoy diez mascarillas, mañana otros tantos equipos de protección.... llega con cuentagotas y nosotros lo que necesitamos es que venga a chorro gordo", recalca.

En muchas residencias tienen los equipos de protección "justos" para actuar, con "traje para entrar y que no tengan problema los trabajadores".

También hacen sus propias mascarillas, han recibido donaciones de particulares y han comprado material "en algunos sitios donde aún hay".

Aparte, hay grupos de residencias que se están organizando para comprar en China, pero "con el dinero por adelantado" y teniendo en cuenta los periodos de fabricación y transporte.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD