27-03-2020 / 18:10 h EFE

La Coordinadora 5+1, de familiares de ancianos que viven en residencias, ha denunciado hoy viernes que han fallecido al menos siete personas mayores esta semana en dos residencias de Barcelona, a las que habría que sumar una octava a comienzos de mes.

Las residencias son la Vidal i Aunós, ubicada en el distrito de Sants-Montjuïc, donde han fallecido tres ancianos, y la del Bon Pastor, en el distrito de Sant Andreu, donde han sido cinco los muertos, al parecer, por coronavirus, ya que a ninguno se les ha hecho el test de detección de la enfermedad.

La portavoz de la Coordinadora 5+1, María José Carcelén, ha explicado hoy a EFE que en la residencia Vidal i Aunós han muerto dos ancianos de la cuarta planta del edificio, en la que también están otros doce residentes con síntomas de coronavirus.

Según Carcelén, en ese centro hay otras dos personas residentes con síntomas, en la primera y la segunda planta.

En la residencia del Bon Pastor, han fallecido cuatro personas desde que se decretó la prohibición de visitas de familiares, de las plantas tercera (dos muertos), segunda (uno) y primera (uno).

Antes de que se declarara el estado de alarma, había fallecido una persona el pasado día 8 de marzo, que la Coordinadora apunta que podría tratarse también de otro caso de coronavirus.

En este centro hay además varios trabajadores de baja laboral y uno de ellos ha dado positivo, mientras otros cinco ancianos residentes tienen síntomas.

También hay otro anciano de la residencia ingresado en un centro hospitalario por COVID-19 mientras un segundo ha sido devuelto desde el hospital sin saber si tiene o no la enfermedad.

"Si la Generalitat no hace los test rápidos a los ancianos y a los trabajadores, no se puede separar ni hacer un correcto aislamiento", ha argumentado Carcelén, que ha recordado que muchos de estos centros no disponen de espacios para mantener aisladas a un número elevado de personas.

La portavoz ha considerado que "por desgracia, los fallecidos en residencias no se limitan a la de Capellades y Olesa de Montserrat, ya tenemos casos en Barcelona ciudad, y muchos enfermos que no sabemos si tienen COVID-19 o no porque no se les hacen los test de detección".

"Me parece muy bien que los consellers digan que les preocupan mucho los ancianos pero si no hacen nada es como abandonarlos", ha indicado.

Ha añadido que muchas personas que acuden a trabajar a estas residencias estos días, llamadas por el Servicio de Empleo de Cataluña, rechazan esa posibilidad ante el mínimo material de protección individual de que disponen estos centros, ha asegurado Carcelén.

La directora de la residencia Marvi Park, junto con otras trabajadoras, ha decidido quedarse a dormir para poder atender las 24 horas a los ancianos, ante la falta de personal, ha dicho Carcelén.

"Los familiares reclamamos que se hagan test a los residentes y a los trabajadores y que se aísle adecuadamente a los ancianos contagiados en sitios en los que se pueda hacer", incluso fuera de los centros, si es necesario, ha precisado.

También que se facilite la contratación de más personal que cuente con los equipos de protección EPIs adecuados son otras peticiones de los familiares, muchos de ellos angustiados por la situación.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD