27-03-2020 / 18:22 h EFE

La situación es cada día un poco más crítica si cabe en las residencias de ancianos y en Barcelona algunas de ellas han pedido ayuda al Ejército ante la falta de apoyo del Govern, el día en que los Mossos d'Esquadra han registrado a su primera víctima mortal a causa del coronavirus.

Un agente de los Mossos de 57 años de edad y destinado en la comisaría de Premià de Mar ha fallecido por coronavirus y es la primera víctima mortal por esa pandemia en la policía autonómica.

El agente, que estaba de baja desde el pasado 11 de marzo, ingresó en el hospital el pasado fin de semana, al agravarse su situación, según han informado a Efe fuentes policiales.

El Ayuntamiento de Barcelona ha explicado que algunas residencias de ancianos han pedido ayuda al Ejército para desinfectar "al no haber recibido respuesta del Govern", y ha reclamado a la Generalitat "un plan de actuación urgente" porque en buena parte de estos centros hay casos de coronavirus.

"El Ayuntamiento constata que los recursos humanos y materiales asignados hasta ahora por el departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias no son suficientes y ve la necesidad de poner en marcha de forma inmediata un plan integral de actuación", denuncia en un comunicado hecho público este viernes.

El consistorio ha explicado que "la actual situación de las residencias de la ciudad ha llevado a algunas de ellas a solicitar directamente la ayuda de la Unidad Militar de Emergencias (UME), después de no recibir respuesta por parte de la Generalitat".

Mientras, el departamento de Salud de la administración catalana ha anunciado que las pruebas de radiodianóstico o radiografías se dedicarán exclusivamente en la Atención Primaria a detectar de forma rápida las neumonías, para atender antes a los posibles afectados por COVID-19, que éstos permanezcan en sus domicilios y no tengan que ser ingresados en los hospitales.

Así lo ha explicado hoy viernes la consellera de Salud, Alba Vergés, en la rueda de prensa posterior de la reunión extraordinaria del Govern, en la que también se ha acordado adelantar un complemento de productividad a los profesionales sanitarios, que ya se contemplaba en el proyecto de presupuestos y que no se han podido aprobar por el momento.

El conseller de Interior, Miquel Buch, por su parte, ha insistido en la necesidad de que se eviten los desplazamientos de fin de semana y ha alardeado de que el pasado viernes las carreteras catalanas iban vacías, gracias a los controles de los Mossos y policías locales, mientras que en el resto de España iban "llenas".

Cerca de un millar de agentes de los Mossos d'Esquadra desplegarán entre este viernes y el domingo un total de 200 controles en la red viaria catalana para evitar desplazamientos a segundas residencias durante el fin de semana, lo que podría ser objeto de una multa de entre 600 y 30.000 euros.

Desde numerosos ámbitos y sectores sociales continúan llegando los ofrecimientos de ayuda para combatir la pandemia y, por ejemplo, el Hotel Alimara de Barcelona comenzó ayer a recibir personal sanitario del Hospital Universitario Vall d'Hebron, situado a unos 500 metros de distancia.

El hotel, de 156 habitaciones, puso sus instalaciones a disposición del centro hospitalario para que éste pudiera contar con espacios complementarios para sus profesionales durante la crisis del coronavirus.

En otro ámbito, el de la Justicia, la conselleria ha empezado a instalar 250 mamparas en juzgados de toda Cataluña para evitar la transmisión del coronavirus, en zonas de atención al público y en las dependencias donde se prevé más actividad.

Además, el Departamento de Justicia repartirá a los funcionarios de las prisiones catalanas cerca de 50.000 mascarillas de protección respiratoria caducadas, pero cuyo uso está avalado por los Ministerios de Sanidad y Trabajo, para sustituir las quirúrgicas que les entregaron hace unos días.

Otro punto sensible para afrontar esta pandemia es la Conca d'Òdena, donde el alcalde de Igualada, Marc Castells, ha exigido al Govern que envíe "inmediatamente" test rápidos de coronavirus y ha avisado: "Pedimos al gobierno de nuestro país que se ponga las pilas, que la gente no pueda tener la sensación de que nos han encerrado y han tirado la llave".

Marc Castells ha anunciado este viernes que han empezado las obras para convertir el complejo deportivo de las Comes en un hospital de campaña con capacidad para 100 camas y ampliable y que podrá estar listo entre el lunes o martes de la próxima semana.

La Conca d'Òdena, que con 70.000 vecinos no llega al 1% de la población catalana, suma más del 10% de los muertos en Cataluña por coronavirus, una cifra que podría dispararse si se confirma que los 25 fallecidos en las residencias de Capellades y Olesa de Montserrat están vinculados a este foco.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD