28-03-2020 / 15:10 h EFE

El consejero de Empleo e Industria de Castilla y León, Germán Barrios, ha insistido en un mensaje de lealtad al Gobierno de España para paliar los efectos sociolaborales de la crisis del COVID-19, al tiempo que ha reclamado que sea "muy sensible" con los autónomos y que "no demonice" a los empresarios.

Barrios, durante una comparecencia telemática compartida con la con la consejera de Sanidad, Verónica Casado, se ha referido en este punto a la reciente prohibición, por Real Decreto de Ley publicado este sábado y en vigor desde ayer, a la medida del Gobierno de España de prohibir el despido por razones asociadas al coronavirus.

"No lo termino de comprender porque los ERTEs por causa de fuerza mayor reducen la jornada laboral o suspenden el contrato pero no despiden a nadie, no son EREs extintivos", por lo que "si estamos en un ERTE no caben despidos", ha subrayado el consejero acerca de la disposición del Real Decreto Ley.

Barrios, no obstante, se ha preguntado si ahora puede haber despidos "por causas ajenas al COVID-19", ya que "no está derogado" el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores donde se establece la posibilidad de "despidos objetivos", y recordado que "nueve de cada diez en España son individuales".

"Estamos en un momento de no demonizar a nadie y sí de colaborar entre todos para buscar un equilibrio entre los empresarios y los trabajadores" porque "hay autónomos que lo van a perder todo y vamos a estar con ellos", ha advertido.

Al consejero tampoco le acaba de agradar la expresión "mecanismos de control" empleada desde la administración del Estado para argumentar las medidas destinadas a combatir los efectos sociolaborales del coronavirus, y se ha mostrado más partidario de la locución "mecanismos de colaboración".

Convencido de que el empresario "es absolutamente necesario", Barrios ha puesto el ejemplo del Diálogo Social en Castilla y León, donde hace unos días la patronal, los sindicatos y la administración autonómica han desplegado ayudas que suman 220 millones "para sostener a las empresas y los empleos".

Estas ayudas, "que tienen en cuanta a todos", complementan otras ya aprobadas relativas al aplazamiento de pagos de impuestos y de créditos; a la protección laboral con una subvención directa de 8.000 euros a la contratación de un parado en tiempos de coronavirus durante al menos un año; y al complemento en un 25 por ciento "a mayores" del salario mínimo a los mayores de 55 años en situación de difícil empleabilidad y también a los discapacitados.

En cuanto a las medidas del Consejo Social, los autónomos serán los principales beneficiarios con la ampliación en seis meses de la tarifa plana (hasta los doce) "para seguir adelante"; la ayuda del 40 por ciento del pago de las cuotas a la Seguridad Social "para que reinicie su actividad"; 430 euros mensuales de apoyo a los autónomos sin subsidio "para la búsqueda de empleo"; y hasta 5.000 para formación o compra de bienes "en una segunda oportunidad".

A esos apoyos se unen los 20 millones en préstamos con un año de carencia e interés cero que, en el caso de ser distribuidos a una media de 6.000 euros por solicitud, beneficiarían a unos 3.300 autónomos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD