28-03-2020 / 17:20 h EFE

Efectivos de los Bomberos de Barcelona han iniciado este sábado la desinfección de la Residencia Casal Asil, en el distrito de Sant Andreu, donde han fallecido una veintena de sus 220 residentes por el coronavirus, y el lunes trabajarán en otros centros, han confirmado a Efe fuentes del Ayuntamiento.

La intervención se produce después de que ayer la alcaldesa Ada Colau alertara de que 54 de las 213 muertes vinculadas a la COVID-19 que se han registrado en la ciudad eran de ancianos residentes en geriátricos, lo que significa "una de cada cuatro muertes".

El concejal de Seguridad, Albert Batlle, ha acudido esta mañana hasta el lugar, junto con el jefe de la unidad de los Bomberos, Antonio Cabeza, quien ha señalado en declaraciones a los medios que se han encontrado con "personas muertas, personas sedadas y personas sin síntomas" compartiendo espacios.

Los bomberos están separando a ancianos contagiados de otros que no lo están, buscando crear "zonas limpias" en el establecimiento.

Los trabajos de desinfección de las cinco plantas de la residencia se espera que terminen durante el día y que el lunes se inicien en otros tres geriátricos.

Actualmente, Barcelona cuenta con 255 residencias para personas mayores, en las que viven 20.000 personas y en 143 de las cuales, más de la mitad, hay "como mínimo un caso positivo", según los datos que ayer hizo públicos Ada Colau.

De estas 255 residencias, una quincena son de titularidad de la Generalitat, cuatro son municipales, y el resto son privadas, aunque la mayoría cuenta con plazas concertadas.

El Ayuntamiento ha indicado que en los centros de titularidad municipal no hay ningún caso positivo por COVID-19.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD