28-03-2020 / 18:50 h EFE

La patronal aragonesa (CEOE Aragón) ha criticado las nuevas medidas aprobadas "unilateralmente" por el Gobierno, en las que ve los responsables empresariales un "mazazo a las empresas y a su supervivencia".

Según esta organización, estas medidas, que prohíben el despido durante la crisis, constituyen un "grave error" que podría "entorpecer notablemente, si no impedir" una rápida recuperación económica de España y Aragón.

"En una situación en la que la gran mayoría de empresas y autónomos están luchando para evitar el cierre de sus negocios, que supondría la pérdida tanto de los empleos que sustentan como de las posibilidades de recuperarlos o aumentarlos en el futuro, poner trabas a la imprescindible flexibilidad para lograrlo es una equivocación muy peligrosa", advierte CEOE Aragón.

Una "equivocación", añade la patronal aragonesa que, además, "pone a nuestras empresas y nuestra economía en una situación aún más débil en un contexto internacional que avanza en la dirección opuesta".

Considera CEOE Aragón que estas medidas son "contraproducentes" para la salud de las cuentas públicas y la confianza de los inversores, que son "fundamentales" para la estabilidad financiera y la recuperación económica de este país.

Destacan los responsables de esta organización que la voluntad de las empresas y de las patronales ante esta crisis sanitaria y económica es, por encima de todo, "sostener en lo posible la actividad económica y el empleo, además de contribuir con grandes muestras de solidaridad a la lucha contra la pandemia".

Frente a esto, añaden, la "desconfianza" hacia las empresas que refleja el Real Decreto Ley del Gobierno es "totalmente injusta y sólo puede obedecer a postulados ideológicos que demuestran un grave desconocimiento de la realidad y el funcionamiento económico".

Por ello, CEOE Aragón urge al Gobierno a reconsiderar estas medidas y a retomar el diálogo con los agentes sociales para lograr, "con la imprescindible colaboración de todos", la puesta en marcha de medidas que contribuyan a la conservación y de la actividad económica, las empresas y el empleo".

En este mismo sentido se ha posicionado CEPYME Aragón, organización para la que la prohibición de despedir dificultará conllevará el cierre de empresas y la destrucción definitiva de puestos de trabajo.

CEPYME Aragón advierte en un comunicado que si se limitan temporalmente los ERTEs al final del estado de alarma estos expedientes se acabarán convirtiendo en Expedientes de Regulación del Empleo (EREs) que dificultarán la recuperación económico.

Según esta organización "hay que ser realistas y asumir que cuando finalice el estado de alarma la sociedad va a seguir teniendo miedo de contagiarse y, por lo tanto, de volver a sus hábitos de consumo".

"No estamos en un momento de prohibir a las empresas, sino de ayudarlas. De tomar medidas para apoyarlas y recordar que es nuestro tejido empresarial, especialmente las pymes, el que está soportando esta crisis con mayor fuerza, intentando evitar echar el cierre de sus negocios", añade el comunicado

Subrayan que principal problema de abril será que las empresas no tendrán liquidez para pagar las nóminas a final de mes por falta de ingresos.

A juicio de CEPYME Aragón "deberían tomarse medidas como en Dinamarca, donde, para evitar los ERTEs, se apuesta por un pago directo a las empresas de hasta el 75% de los salarios, evitando intermediarios y pérdida de tiempo".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2021
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD