29-03-2020 / 15:50 h EFE

Agentes del Departamento de Investigación Criminal (CID) de Sri Lanka arrestaron este domingo a un hombre sospechoso de haber llevado al terrorista suicida que se inmoló en una de las tres iglesias, que junto a tres hoteles fueron objetivos de la cadena de atentados del 21 de abril de 2019, que dejaron 269 muertos y más de 400 heridos.

En concreto, se trata del hombre que presuntamente condujo al suicida que atacó la Iglesia de Zion de la ciudad oriental de Batticaloa, en la que tras accionar el atacante sus explosivos en torno a las 09.10 de la mañana, causó la muerte de al menos 26 personas y dejó cerca de un centenar de heridos.

"El equipo que investiga los atentados revisó los registros telefónicos (de suicidas y sospechosos), dónde estuvieron, y ha examinado las declaraciones hechas por los sospechosos. A raíz de ello, el principal sospechoso de transportar al atacante suicida a la Iglesia de Zion fue detenido hoy", informó en una rueda de prensa el portavoz de la Policía, Jaliya Senaratne.

Senaratne añadió que el sospechoso detenido era un residente del barrio de Mount Lavinia de Colombo, y aseguró que las investigaciones siguen en marcha.

El portavoz policial indicó que otras 31 personas sospechosas de estar involucradas en los atentados del Domingo de Resurrección están siendo interrogados por el CID, en tanto que otras 60 personas están bajo la custodia de la División de Investigación del Terrorismo.

Tras los ataques se produjeron numerosas redadas y detenciones por todo el país.

Senaratne aseguró que el ahora detenido también será interrogado y con la información que aporte y la demás recabada esperan poder arrestar a los que transportaron a los otros siete yihadistas suicididas a los diferentes lugares atacados.

Aunque los servicios de inteligencia disponían el 4 de abril de información sobre los ataques, fueron incapaces de prevenir ninguno de los seis atentados, lo que hundió la confianza de los ciudadanos en los servicios de seguridad y el Gobierno y elevó la tensión hacia la comunidad musulmana del país, de mayoría budista.

El grupo terrorista Estado Islámico reivindicó los atentados.

Los ataques, en los que murieron varios visitantes extranjeros, hundieron el turismo -una de las principales fuentes de ingresos de Sri Lanka- que en el mes posterior a los ataques se desplomó en casi un 70 %, y en el cómputo global del año 2019, el bajón superó el 18 %.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD