30-03-2020 / 15:51 h EFE

Las obras de construcción de la nueva carretera GI-638, que une las localidades guipuzcoanas de Deba y Mutriku, han finalizado tras una inversión de más de 10 millones de euros y un plazo de ejecución de casi 14 meses.

La Diputación de Gipuzkoa ha recordado en un comunicado que los trabajos han incluido además la ejecución de un bidegorri y un paseo peatonal por el borde costero.

De esta manera, "la comunicación entre los dos pueblos ha mejorado ostensiblemente tanto para los peatones como para los conductores", ha agregado la misma fuente.

El proyecto ha consistido en ensanchar y mejorar el trazado de la vía ya que se ha ampliado el ancho de la calzada hasta los siete metros y se han suavizado las curvas y los puntos más críticos del recorrido.

Las actuaciones más significativas se han realizado en Ipitxarri, donde se ha reducido la curvatura de la carretera y se ha construido una escollera de más de 40 metros, y en Alkolea, donde mediante la ejecución de un túnel se ha evitado el paso por su punta.

La GI-638 es una carretera muy transitada, con una intensidad media diaria de 6.000 vehículos y además es prácticamente la única opción para unir los dos municipios.

En el caso de Mutriku, esta vía es además su comunicación más directa con el territorio con lo que el municipio tendrá ahora una mejor conexión con el resto de Gipuzkoa y con el hospital de Mendaro.

Estas importantes tareas de mejora aumentarán la seguridad de los conductores y supondrán un beneficio en la calidad de vida de la ciudadanía, que dispondrá además de bidegorri y de un paseo peatonal para disfrutar del paisaje litoral.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2022
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD