31-03-2020 / 14:22 h EFE

El servicio municipal de autobús urbano de Albacete ha reducido, desde esta misma mañana, sus frecuencias con el objetivo de disminuir la movilidad y minimizar el riesgo de contagios entre la población por COVID-19.

Según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, esta nueva medida se suma a la reducción que ya se estaba aplicando, así como a otras como la desinfección exhaustiva de los vehículos, la limitación de su aforo, la obligatoriedad de acceder por su puerta trasera y la suspensión del pago del billete.

El nuevo ajuste de frecuencias, que se ha comenzado a aplicar este martes, conlleva una reducción próxima al 50 % y la suspensión de la línea G, que los domingos enlazaba el casco urbano con el cementerio.

Las frecuencias quedan, en días laborables, en torno a 25 minutos entre vehículos, por las mañanas, y a 35 por las tardes, y en sábado una cadencia de 35 minutos y en domingos y festivos una periodicidad aproximada de 60 minutos.

Desde la declaración del estado de alarma, el pasado día 14, el servicio municipal de autobuses urbanos ha experimentado un descenso en el número de sus usuarios cercano al 95 %.

El Ayuntamiento ha precisado que este servicio se mantiene, con las sucesivas limitaciones que ha experimentado durante los últimos días, porque "está considerado como esencial, para garantizar que la ciudadanía pueda acceder a sus puestos de trabajo, si su actividad no ha sido restringida, y a los servicios de carácter básico identificados en el estado de alarma".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD