01-04-2020 / 12:10 h EFE

De la crisis por la pandemia por coronavirus se puede salir hacia un escenario de más solidaridad, pero también es posible ir hacia uno de más control, afirma el profesor del Departamento de Sociología y Antropología de la Universidad de La Laguna José Saturnino Martínez.

El experto, en una entrevista con EFE, manifiesta que en una situación de crisis los ciudadanos reclaman orden y no se cuestionan la pérdida de libertades en aras de tener seguridad y orden, y añade que esta es una salida "conservadora" pues es la que reclaman los partidos "de derechas", que plantean cerrar fronteras y desconfiar de lo foráneo.

Pero también hay una salida hacia la solidaridad al ver que de nada valen las medidas que de forma aislada se tomen en un país, y en este caso habrá que mejorar los mecanismos de solidaridad internacional, apunta José Saturnino Martínez.

Comenta que en la actualidad la Unión Europea está "atascada" en sus decisiones pero señala que es posible que cuando el número de fallecimientos aumente en otros países éstos cambien de actitud, y recuerda que algunos dirigentes, como Boris Johnson y Donald Trump, han rectificado.

José Saturnino Martínez señala que en ese sentido se desconoce qué ocurrirá en fechas próximas, y añade que también habrá que tener en cuenta hasta qué punto se estará dispuesto a dejar que haya mayor intromisión en nuestros movimientos cibernéticos, como el control de los teléfonos móviles y el seguimiento por Internet, para prevenir otras pandemias.

En este sentido señala que, tal vez, esta catástrofe lleve a cuestionar cada vez más la intimidad, y otros aspectos de la vida cotidiana, como sucedió con la amenaza terrorista, que cambió los protocolos de los viajes de avión.

El profesor de Sociología insiste en que está todo "muy abierto" como para saber qué ocurrirá, y opina que el que la salida cristalice hacia un lado u otro dependerá de muchas decisiones políticas y de que los ciudadanos se tranquilicen y tengan las sensación de que las cosas se hacen bien o no.

Porque, prosigue, en España se lleva dos semanas encerrados, "estamos angustiados", y nos quedan otras dos semanas, y por ello la gente empieza a ponerse nerviosa y a echar la culpa de todo al gobierno, "como si no estuviera pasando lo mismo en otros países".

José Saturnino Martínez manifesta que el relato que se haga al final "nos hará salir más solidarios o insolidarios, más o menos nacionalistas o internacionalistas", y eso, agrega, dependerá un poco de cómo se mueva la angustia de los ciudadanos.

Una angustia favorecida por el hecho de que la crisis por el coronavirus es la única noticia que hay en el mundo, ya que en torno a un tercio de la población mundial puede ester en cuarentena y han desaparecido otras actividades que generan noticias, como deportes o estrenos culturales, subrayó.

También dice que cuando se habla de la situación de la pandemia en el mundo se ponen en relación datos como el número de muertos por países, cuando cada uno los cuenta de una manera diferente, y la cifra de personas infectadas, que depende del número de test que se hagan, lo que genera más incertidumbre.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD