01-04-2020 / 12:11 h EFE

El observatorio de precios de la Dirección general de Políticas para la Soberanía Alimentaria ha informado este miércoles de que no falta ningún producto básico en Baleares, aunque sí algún formato concreto o categoría de alimento, según el primer estudio que ha llevado a cabo, en la semana del 20 al 26 de marzo.

El mantenimiento de los precios y cambios en los hábitos de compra que llevan a realizar la adquisición de alimentos a primera hora de la mañana son las principales conclusiones del primer análisis semanal que ha realizado este observatorio puesto en marcha por la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha informado el departamento autonómico en un comunicado.

Este primer análisis no ha detectado que falte ningún producto básico, pero sí la falta de algún formato o categoría de alimentos, de manera que,por ejemplo, no hay o hay muy poca cantidad en el mercado de lenteja pardina, pero sí que hay de la castellana.

Tampoco hay sal en formato de un kilo, pero sí de medio kilo o menos. También se ha detectado que productos que duran más tiempo que los perecederos como la pasta o la harina, se acaban pronto en las estanterías, si bien son repuestos.

El observatorio de precios ha constatado que los precios en los mercados, supermercados y tiendas se han mantenido.

Los técnicos del servicio observan los precios dos veces por semana, los martes y los viernes, y a diferentes horas del día. Hacen el seguimiento de los precios de la fruta y la verdura, huevos, pescado, carne y alimentos básicos (como la harina, el aceite, el azúcar y las legumbres), tanto en origen como en el punto de venta.

En el primer estudio, han detectado oscilaciones de tres o cuatro céntimos de aumento o de descenso, en función del alimento, con relación al primer día de observación.

En hortalizas y fruta de temporada, se ha mirado el precio del calabacín, el tomate de "ramellet" y las naranjas, entre otros. En el pescado, se ha anotado el precio de la sepia y el "gerret", entre otros; y en la carne, la lechona, el cordero y el pollo.

La próxima semana se podrá hacer un análisis más profundo de este tipo de datos, dado que se dispondrá de más información.

Otra de las conclusiones extraídas es el cambio en los hábitos de compra. Los técnicos han detectado que las compras son más abundantes a primera hora de la mañana, dado que a lo largo del día faltan algunos productos que a primera hora están, por el horario de reposición de los supermercados.

También han detectado el interés que hay entre los consumidores por los productos frescos de fruta y verdura, que, en general, están muy abastecidos.

Se ha observado también el cierre de algunas paradas de pescado, sobre todo en los mercados; y que las pescaderías de las grandes superficies tienen menos pescado fresco y que ofrecen producto descongelado.

La Conselleria ha adelantado la puesta en marcha del Observatorio de Precios, prevista para esta legislatura, con motivo de la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia de la COVID-19, para detectar las oscilaciones de precios, así como si hay problemas puntuales de abastecimiento.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD