01-04-2020 / 13:23 h EFE

El Consell de Govern se ha reunido este miércoles de forma extraordinaria para adoptar una serie de medidas para atenuar el impacto social de la crisis del coronavirus, como adelantar el pago de las ayudas para el alquiler de viviendas y ampliar los beneficiarios de la renta social garantizada.

El ejecutivo ha aprobado un decreto que determina que pueden beneficiarse con la renta social garantizada, que actualmente beneficia a 12.600 personas, residentes sin recursos que subsisten en la economía sumergida y que hasta ahora no podía obtener la ayuda por carecer de cuenta corriente.

La consellera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, ha indicado que las ayudas, con una base de 453 euros ampliable si el beneficiario tiene familiares a su cargo, será gestionada por Cruz Roja, Cáritas Médicos del Mundo y Casal Petit, cuyos agentes realizarán un informa justificativo que servirá para la concesión de la asignación por dos meses, ampliables en función de la duración de la crisis sanitaria.

En la misma reunión del Consell de Govern se ha dado el visto bueno al pago de 9 millones de ayudas de alquiler a 5.800 familias pendientes de los trámites administrativos para cobrar las subvenciones de 2019, que certificarán que tienen derecho a ellas con una declaración jurada.

Según ha explicado el Conseller de Movilidad y Vivienda, Marc Pons, se ha acelerado la convocatoria de estas mismas ayudas para este año con el fin de que se abonen lo antes posible y se ha decidido que las familias alojadas en pisos del Instituto Balear de la Vivienda (Ibavi) afectadas por la crisis no paguen las cuotas de alquiler ni los gastos comunes.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD