01-04-2020 / 15:11 h EFE

Para evitar afecciones por la crecida de los ríos en la margen derecha de la cuenca del Ebro a consecuencia de las intensas precipitaciones de ayer martes y este miércoles, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha procedido a realizar desembalses controlados en los pantanos de Calanda y Santolea.

Se trata de los embalses influenciados por el río Guadalope, con el objetivo de generar un volumen de resguardo.

Las lluvias han provocado un aumento del caudal en cauces de la margen derecha del Ebro desde el Jalón, aunque de carácter ordinario y más destacados en las cabeceras del Matarraña y Bergantes, sin llegar a producir afecciones, han informado fuentes del organismo de cuenca a través de Twitter.

La CHE aconseja mantener la vigilancia a través del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) para controlar el efecto que las lluvias pueden tener en la desembocadura, donde en las últimas 24 horas han descargado 34,2 litros por metro cuadrado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD