03-04-2020 / 10:10 h EFE

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández, ve al voluntario como "un héroe" cuya labor ha pasado, de estar "defenestrada", a ser fundamental con la crisis del Covid-19, que a su juicio ha servido para reforzar a este colectivo, que tiene "mucho futuro".

En una entrevista con Efe, reconoce que hasta hace poco veía peligrar el futuro de los voluntarios, pero tras el "estallido" de solidaridad sobrevenido por el coronavirus cree que cuando pase, con la llegada de esta savia nueva, se mantendrá este grupo de personas que "lo está dando todo y mucho más".

"Hace un mes la palabra voluntario estaba defenestrada. No se encontraban más voluntarios de los de verdad, de servicio público a cambio de nada. Ahora son héroes y se sienten reconocidos porque es muy importante lo que están haciendo", valora la consejera.

Durante el estado de alarma se han contabilizado casi 1.300 acciones, realizadas por 600 voluntarios de Cruz Roja con unos 200 vehículos, a lo que se suma el trabajo de 30 agrupaciones de Protección Civil que cuentan con unos 600 integrantes.

Entre ellas destacan la asistencia a personas con discapacidad, la recogida en farmacia y supermercados de productos para entregar en domicilios, llamadas periódicas para controlar necesidades, atención telefónica, el trasladado de personas sin hogar a albergues de acogida, la entrega de alimentos a niños con beca escolar y hasta recoger y montar camas en hospitales. "Han hecho de todo", agrega.

Existen además equipos permanentes en Santander, Torrelavega y Laredo para gestionar toda la donación de materiales.

A ellos también se han sumado los bomberos voluntarios de Santander, que colaboran en el reparto del líquido desinfectante que utilizan las agrupaciones gracias a la donación que ha recibido el Ejecutivo regional de 6.000 litros de hipoclorito sódico.

Dentro de lo duro que está siendo el Covid-19, Fernández se queda como algo positivo con que ha cambiado el orden de prioridades y cree que ahora las personas van a ser más solidarias. "El lado positivo de esta crisis es que valoramos más la vida y el futuro", subraya.

LO IMPORTANTE DE ESTAR COORDINADO Y DE ANTICIPARSE

Con tal cantidad de colaboración, la consejera destaca la importancia de que todos estén bien organizados, tanto entre ellos como con otras fuerzas complementarias como la Unidad Militar de Emergencias.

La colaboración entre administraciones, dada la situación actual, se hace en su opinión indispensable, y subraya que desde su Consejería se mantiene una comunicación constante tanto con otros departamentos del Gobierno, como con los ayuntamientos y la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones.

Al depender Protección Civil de los municipios, el Gobierno regional, que es el que los apoya y coordina, además se encarga de llegar a donde los municipios no pueden, complementando así su trabajo.

También es clave la anticipación y la toma de medidas preventivas dentro de la dificultad que implica una crisis con tantas incertidumbres como esta, más si cabe cuando hay que comprar en "un mercado buitre y carroñero".

"Tan importante es sobrellevar esto como saber que cuando se acabe la crisis sanitaria empieza un escenario totalmente distinto. Esto va a ser una guerra de quien lo hace primero. Hay que adelantarse con todo el esfuerzo posible y Cantabria lo está haciendo", afirma, antes de añadir que el material sanitario que está llegando, lo compró el Gobierno regional hace más de 20 días.

Por ello, pide al Estado que se coordine bien para dar respuestas a tiempo a las comunidades autónomas a sabiendas de que el "mayor enemigo es el tiempo". "Un acierto puede salvar muchas vidas. En política estamos para tomar decisiones y en una crisis como esta es donde se ven los verdaderos buenos gestores de los gobiernos", argumenta.

La emergencia sanitaria también ha obligado a improvisar, por lo que varios departamentos del Ejecutivo, que en su mayoría siguen funcionando por teletrabajo para que no se pare la maquinaria y que esté listo a la vuelta del estado de alarma, han tenido que reciclar sus funciones para ayudar a combatir el coronavirus.

Recuerda que los trabajadores de los Talleres del Gobierno, que son carpinteros, electricistas o mecánicos, se han convertido en "chicos para todo", haciendo muy diversas tareas, como fabricar máscaras, repartir materiales o montar hasta Unidades de Cuidados Intensivos. "Se han convertido en una verdadera empresa", destaca.

APOYO EN MOMENTOS DIFÍCILES

Del mismo modo que el Gobierno apoya a los ayuntamientos y les asesora en la medida de lo posible, también lo hace con los voluntarios y los miembros de Protección Civil, que se están encontrando con situaciones "muy duras" y "desconocidas" para ellos.

Y también respalda a los cántabros que están en el extranjero, puesto que, pese a que han regresado 54 de los 151 que había, Fernández es consciente de que es muy difícil que puedan volver todos. "Necesitan escuchar nuestra voz", asegura.

Paula Fernández asegura que a los voluntarios no se les puede decir otra cosa que "gracias", y les pide "seguir ahí", perseverar y que cualquier cosa que necesiten, se lo hagan saber. "La gente da las gracias al Gobierno, no, el Gobierno está haciendo su trabajo, aunque evidentemente los mensajes de agradecimiento valen muchísimo y son un empujón", añade.

A los ciudadanos, a los que en su día "riñó" por no cumplir los primeros días a rajatabla la orden de quedarse en casa, les ha dicho que permanezcan en sus domicilios y les ha agradecido tanto su paciencia como sus donaciones y trabajo altruista en la confección, por ejemplo, de mascarillas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD