03-04-2020 / 19:51 h EFE

El alcalde de Leganés, Santiago Llorente, ha asegurado este viernes que “después de mucho tiempo, da la sensación de que hay un mayor control” sobre la situación que se está viviendo en las residencias de mayores del municipio en relación a la pandemia de coronavirus, con especial incidencia en dos de ellas.

Se trata de las residencias DomusVi, que no ha facilitado el número de decesos, y Vitalia, que el pasado día 1 contabilizaba ya 50 fallecidos.

“Hemos pasado unas semanas muy complicadas, pero está más controlado”, ha dicho a Efe Llorente, quien ha destacado que la intervención de la Comunidad de Madrid está sirviendo para que se trabaje de forma “más coordinada”.

El momento “más impactante”, según el regidor, se produjo el pasado 28 de marzo, cuando la UME y un vehículo sanitario acudieron a la residencia Vitalia para intervenir y se encontraron con que ese día había seis fallecidos: “En las dos horas que estuvieron allí, fallecieron otra cuatro personas más. Entraron con seis fallecidos y salieron con diez”, ha precisado Llorente, que dio “la voz de alarma” el lunes 30, al comprobar que desde dos días antes el día “no se había hecho nada”.

También el hospital Severo Ochoa está viviendo momentos muy complicados durante la emergencia sanitaria, toda vez que “el virus se ha propagado con mucha más rapidez en Leganés, donde tenemos muchos más infectados que otros municipios de alrededor, que son muy similares a nosotros en cuanto a tamaño y en cuanto al número de mayores, incluso”, ha considerado.

No obstante, las urgencias del Severo Ochoa ha registrando este viernes el menor grado de presión asistencial desde que se iniciara la crisis del coronavirus.

“Un día más, la presión asistencial desciende con respecto a ayer y a días anteriores”, han confirmado desde el hospital, cuyo servicio de Urgencias ha llegado a albergar hasta 333 pacientes, casi cuatro veces más de su capacidad, que alcanza a los 90 enfermos en sus picos más altos.

En la jornada de hoy, la ocupación en las Urgencias del Severo Ochoa roza la cifra de los 100 pacientes y hay casi 80 personas pendientes de ingreso, ha indicado el hospital, cuyo personal, recalca, “continúa dejándose la piel para doblegar la curva, frenar la expansión de la enfermedad y acabar con esta emergencia sanitaria”.

El hospital de campaña habilitado por el Ayuntamiento de Leganés en el pabellón deportivo Carlos Sastre, en cuyo montaje ha colaborado Médicos sin Fronteras y cuya dirección médica corre a cargo del Severo Ochoa, ha contribuido a aliviar esa presión asistencial.

“Hemos intentado poner a disposición de las autoridades sanitarias todo aquello que está a nuestro alcance”, ha dicho el alcalde sobre el hospital de campaña, que tiene capacidad para 120 enfermos y que abrió este miércoles con sus 30 primeros pacientes.

Llorente no se atreve a dar una cifra del número de fallecidos en Leganés durante estos días: “Yo puedo tener datos aproximados de la gente que ha podido morir en el hospital y en las residencias, pero no de la gente que muere en su casa”, ha manifestado.

Leganés dispone de dos tanatorios y de sendos cementerios y, según el alcalde de la localidad, ninguno de los dos está “colmatado” y han seguido gestionando los servicios funerarios de los vecinos del municipio.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD