05-04-2020 / 14:20 h EFE

La joven piloto de motos murciana Ana Carrasco, quien el pasado día 29 de marzo debía haber comenzado el Mundial de Supersport 300 de la que fue campeona en 2018 si no fuera por el coronavirus, admite que se le hace "muy raro" no dar gas y trabaja en casa para estar "preparada y lo más fuerte que pueda para cuando llegue el momento".

La ceheginera de 22 años, tercera en el Mundial de 2019 tras ganar dos carreras en Italia y Francia, lidera la clasificación de victorias en su categoría, tenía ilusión y ganas de arrancar un nuevo año.

Hubiese sido el fin de semana pasado en el circuito de Jerez de la Frontera (Cádiz) Ángel Nieto, escenario de la primera de las 10 citas programadas hasta el 27 de septiembre en Francia, en el circuito de Nevers Magny Cours.

"Se hace muy raro estar aquí siempre en casa y no salir a entrenar con la moto, algo que trato de llevar lo mejor posible. Por suerte tengo algo de material de gimnasio, pesas y una bici estática y con todo ello trabajo para intentar no perder la forma", ha comentado en un vídeo en su cuenta de Twitter.

"Hablé con mi preparador físico y me hizo llegar un plan de entrenamiento que sigo con sesiones de mañana y tarde, haciendo ejercicios de cardio pedaleando una hora y media o dos horas cada día y saltando a la comba. Eso lo combino con ejercicios de fuerza porque para manejar la moto debe tener fuerte el tren superior", ha añadido.

"Cuando entramos en esta situación estábamos apurando la preparación y el 29 de marzo comenzaba un nuevo campeonato. Tengo que estar bien físicamente y preparada para, cuando llegue el momento, comenzar la nueva campaña lo más fuerte que se pueda", ha apuntado la integrante del equipo Kawasaki Provec World SSP300.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2022
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD