07-04-2020 / 18:01 h EFE

La Casa Asil de Sant Andreu, de Barcelona, suma ya 41 ancianos fallecidos desde que se declaró la pandemia de coronavirus, de los que diez han muerto en la última semana, tres de ellos en otros centros a los que fueron derivados y siete en la misma residencia.

Según han informado fuentes de este centro, 17 ancianos más han sido trasladados al centro sociosanitario Isabel Roig, en el mismo distrito de Sant Andreu, otros cinco más al Hospital Vall d'Hebron y uno al sociosanitario Hestia Palau.

Esta residencia continúa teniendo problemas para encontrar personal sanitario, aunque han podido incorporar a una enfermera en la última semana.

Tres familiares de ancianos que viven en la Casa Asilo, una doctora y dos enfermeras, se han ofrecido voluntariamente unas horas por las tardes y las mañanas de los fines de semana, para ayudar mientras dure la pandemia.

Este centro ha llegado a tener a 55 profesionales de baja, algunas de las cuales ya se van reincorporando al trabajo.

Lo que sí ha mejorado en los últimos días es el material de protección para los profesionales que atienden a los ancianos, que ha llegado del departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, de la Red de Apoyo Mutuo de Sant Andreu y de familias de escolares que acuden al centro educativo que comparte la manzana con la Casa Asilo y que regenta la misma orden de religiosas.

También han colaborado con material la Universidad Autónoma de Barcelona, el Colegio de Médicos de Barcelona, una constructora, una conocida empresa de material deportivo, la Unió Esportiva de Sant Andreu y otras sociedades.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD