11-04-2020 / 19:40 h EFE

El Alhama Club de Fútbol ElPozo, cuyo primer equipo milita en la Liga Reto Ibedrola, que es la segunda categoría nacional femenina, ha calculado que podría perder hata 50.000 euros como consecuencia de la crisis sanitaria que ha motivado la expansión del coronavirus COVID19, según ha indicado su entrenador y director deportivo, Juan Antonio García “Randri”.

La entidad alhameña dejaría de ingresar torno a 10.000 euros si la Liga finalmente no se disputa en las ocho jornadas que faltan y si la temporada 2020/2021 comenzara a puerta cerrada es podrían escapar otros 30.000 o 40.000 euros, tal y como ha dicho también.

El Alhama CF ElPozo, que paga a sus futbolistas entre 600 y 700 euros en concepto de piso, gasolina y manutención, está “al día” en lo económico y ha cumplido ya el objetivo que se propuesto, el de lograr la permanencia en la Liga Reto Iberdrola, por lo que la próxima campaña volverá a competir en el segundo escalón del fútbol femenino español.

Con la Liga paralizada desde hace más de un mes la preocupación ahora mismo está en lo financiero.

“En esta campaña nos quedan cinco partidos en casa, además de jugar en Mallorca e ir en el día a Granada y a Valencia. Los viajes más largos y costosos ya los hicimos y ahora podíamos conseguir unos 10.000 euros entre la venta de entradas -suelen venir mil personas al complejo deportivo Guadalentín-, las rifas que hacemos en los partidos en Alhama y el dinero recaudado en la cantina. Es una cantidad que nos venía muy bien para cuadrar las cuentas y no sabemos si podremos disponer de él”, comentado Randri, quien no ha ocultado que esta crisis sanitaria con evidentes repercusiones económicas “castiga especialmente al deporte femenino”.

“Aquí no hay ingresos televisivos como en el fútbol masculino y las ayudas del Programa Élite, aunque son bien recibidas y estamos contentos con el trato que nos dispensa la Federación Española, son escasas”, ha explicado.

Para la Liga 2020/2021, cuya fecha de inicio todavía es una incógnita, hay previsiones de que se plantee hasta enero a puerta cerrada y eso elevaría la pérdida de ingresos en los conceptos referidos -taquilla, rifa y cantina- y también a nivel de patrocinios. “Si los campos están cerrados no tiene sentido que haya vallas publicitarias y las empresas estarían en su derecho de reclamar porque las condiciones no serían las pactadas. Esto es un serio problema y creo que daría lugar a la retirada de algunos equipos porque no podrían soportar esta carga. La sostenibilidad económica depende de ello y nosotros ya nos daríamos con un canto en los dientes si lográramos mantener un presupuesto similar al que manejamos esta temporada”, ha reconocido Randri en nombre del Alhama CF, que tiene un presupuesto que ronda los 350.000 euros y la mayor parte de esa cuantía -230.000- son para la primera plantilla.

Pese a que el panorama es el que es, el técnico y director deportivo blanquiazul es ambicioso. “En los nueve años que llevamos con el fútbol femenino en Alhama, desde que arrancamos en Segunda Regional, siempre hemos ido mejorando lo del año anterior y ahí fijamos también nuestro objetivo para la próxima temporada, que será la segunda que afrontemos en la Liga Reto Ibedrola. En la actual hemos estado durante toda la campaña en torno al sexto puesto y de cara al siguiente curso queremos estar entre los cuatro primeros y luchar por el ascenso a la máxima división sin renunciar a nada y siendo competitivos una campaña más”, ha afirmado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD