13-04-2020 / 10:40 h EFE

En un rincón del comedor, en la azotea, desde un sofá, rodeados de libros, en sus casas, ensayan en estos días de confinamiento, coreógrafos y bailarines, que desde mediados de marzo vieron suspendidas todas sus representaciones y ahora viven sin saber cuándo podrán volver a pisar la tarima.

Aunque no pueda moverse como habitualmente, el sector de la danza no está parado en "tiempos de incertidumbre" y en múltiples encuentros por videoconferencia sus integrantes hablan entre ellos, porque creen que sin "ayudas extraordinarias" de las administraciones públicas no podrán superar la crisis provocada por la pandemia de coronavirus.

En declaraciones a Efe, el presidente de la Associació de Professionals de la Dansa de Catalunya (APdC), Xevi Dorca, muestra su desazón porque "por todo lo visto hasta ahora no se tienen en cuenta las necesidades, las especificidades de nuestro sector, que forma parte del mundo de la cultura, que debería verse como una necesidad básica".

Contrariado todavía por la comparecencia del día 7 de abril del ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, por "su falta de imaginación y empatía hacia nosotros, por limitarse a decir que ha enviado una carta a las televisiones para que programen más cine español, no vemos ni planificación ni ideas para tranquilizar al sector".

Dorca desvela que han enviado unos formularios a sus asociados, unos 500, que ofrecen una "radiografía de un sector muy tocado, con trabajadores que estarán totalmente desatendidos porque ninguna medida de las aprobadas les tiene en cuenta".

A su juicio, es "fundamental que se pudiera aplicar una renta universal básica, porque todos nosotros somos trabajadores discontinuos, algunos sin contratos laborales, otros con contrataciones que contemplan una función de danza. ¿Cómo pagaremos los alquileres si no nos entra nada de dinero?", se pregunta.

Remarca que su asociación es una de las que ha presentado ante el ministerio una propuesta con 52 medidas que creen deberían aplicarse para paliar los efectos de la COVID-19 en el sector de las artes escénicas y la música.

Xevi Dorca tampoco olvida que la manera de ensayar ha cambiado en estos días y que "igual algunos espectáculos, por ejemplo los del Festival Grec, si se acaba celebrando, no estarán del todo preparados".

"Es imprescindible -prosigue- que la administración siga con los contratos en marcha, aunque no se representen las funciones, que vaya más allá de la exhibición, y que todo se adapte a este momento. La imaginación, al poder y que se inventen nuevas maneras de poder proyectar a nuestros profesionales, tanto a los creadores como a los trabajadores de la danza".

Otros datos que maneja indican que la actividad de la danza en este año 2020 estará afectada en un ochenta por ciento porque "al final sólo habremos trabajado con normalidad dos meses y medio, pero lo que viene ahora es muy difícil de prever, por lo que tanto festivales como salas deberían pensar cómo pueden reprogramar, cómo se puede reformular lo previsto, que pueda tener una salida".

Xevi Dorca, por otra parte, recuerda que el próximo 29 de abril se celebrará el Día Internacional de la Danza, y es por este motivo que "animamos a todo el mundo a que se levante del sofá y se grabe bailando una pequeña pieza de danza improvisada y que luego la cuelgue en las redes sociales con el hashtag #BallemaCasaDID20".

"Queremos -precisa- que cualquier persona se conecte con su cuerpo, mediante un arte que trabaja con nuestra herramienta fundamental, en una iniciativa que quiere ser positiva y alentadora".

Dorca invita a los niños, a los jóvenes, o a la gente mayor a sumarse a esta propuesta, además de a los profesionales, para mostrar que el confinamiento "no tiene porque parar el movimiento".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2023
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD