13-04-2020 / 12:02 h EFE

El Gobierno de la nobel de la paz Aung San Suu Kyi en Birmania (Myanmar) continúa hostigando, intimidando y encarcelando a activistas y defensores de los derechos humanos cuatro años después de acceder al poder, denunció este lunes la organización Amnistía Internacional (AI).

"Tras haber hecho campañas por los derechos humanos y haber pagado un alto precio por su propio activismo, resulta chocante que Aung San Suu Kyi y sus colegas hayan hecho tan poco por cambiar las leyes de la dictadura militar que siguen usándose para reprimir y castigar a las voces críticas", señaló Clare Algar, de AI, en un comunicado.

La organización de defensa de los derechos humanos hizo público hoy un informe en el que resaltaba los casos de 16 personas detenidas, procesadas y encarceladas en los últimos 18 meses en todo el país, entre las que figuran estudiantes, periodistas, miembros de un grupo teatral satírico, un activista por el medio ambiente, sindicalistas y un monje budista.

AI indicó que en muchos de esos casos las denuncias procedían de oficiales del Ejército birmano, que emplean leyes represivas para presentar cargos contra personas que critican a miembros de las fuerzas armadas, y señala que, según la organización local Athan, al menos 331 personas fueron procesadas en casos relacionados con la libertad de expresión en 2019.

Tras cinco decenios de dictadura militar, Birmania se embarcó en 2011 en una transición que los generales denominaron una "democracia disciplinada" y que culminó en la victoria del partido de Suu Kyi, la Liga Nacional para la Democracia (LND) en las elecciones de 2015, que auparon en el poder a la icónica líder de la oposición democrática.

Según la Constitución redactada por los generales y aprobada en 2008, el Ejército mantiene el control de los tres ministerios que se ocupan de la seguridad y nombra al 25 por ciento de los diputados en el Parlamento, pero AI señala que es la LND la que cuenta con la mayoría en el legislativo, pese a lo cual no ha cambiado o abolido leyes represivas heredadas de la dictadura.

"Tras medio siglo de régimen militar, muchos esperaban que las elecciones de 2015 en Myanmar supondrían una oportunidad histórica para reformar antiguas leyes represivas, pero hasta el momento el Gobierno no ha cumplido sus promesas de cambio", señaló Algar.

Dos de los casos denunciados por AI son los de dos periodistas detenidos la semana pasada por haber entrevistado a miembros del Ejército de Arakán (AA), una guerrilla etnonacionalista con la que las Fuerzas Armadas libran una guerra en el estado de Arakán (Rakáin), en el oeste del país.

Uno de los detenidos es el director de la revista Voice of Myanmar, Nay Myo Lin, que fue arrestado el lunes en la ciudad central de Mandalay por haber entrevistado a un portavoz del AA; mientras que el otro es el director del portal Narinjara, especializado en noticias de Arakán, apresado el martes en la capital del estado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD