13-04-2020 / 17:00 h EFE

El Sindicato de la Enfermería SATSE Madrid ha denunciado este lunes la falta de Equipos de Protección Individual (EPI) en la mayoría de los centros de salud de la región y la mala calidad de los que se han entregado.

Los monos de trabajo se rompen con mucha facilidad y son tan escasos que hay que lavarlos, pulverizándolos con agua y lejía, para volver a utilizarlos al día siguiente, según los profesionales que trabajan en los centros de salud.

También se quejan de que las mascarillas se desgarran o deshilachan al ser manipuladas, por lo que deben ser sustituidas.

En un comunicado, el Sindicato de Enfermería ha instado a la Consejería de Sanidad a dotar de elementos de protección a los profesionales de los centros de salud, cuya labor es esencial para el control del COVID-19, así como para la atención de otras patologías.

Esta organización sindical recuerda que un porcentaje muy alto de detección de los casos de coronavirus se está llevando a cabo en los centros de salud, así como su seguimiento telefónico y/o presencial, ya que cada vez son más numerosas las altas que se están dando tanto desde hospitales como desde Ifema y que requieren un control presencial de Enfermería.

En la actualidad, según SATSE, los profesionales de los centros de salud se ven obligados a ir a los domicilios con el mismo equipo de protección individual, ya que no cuentan con los suficientes para poder cambiárselos cuando terminan una visita domiciliaria.

Además, precisa el sindicato, muchos no disponen de la protección suficiente para evitar ser infectados o lo que es peor ser fuente de contagio.

El Sindicato de Enfermería apunta que los centros de salud son la puerta de entrada al sistema sanitario y que su correcto funcionamiento se traduce en la descongestión de los hospitales.

En declaraciones a Efe, la portavoz de CSIT-Unión Profesional, Yolanda Alonso, ha reclamado el reparto de equipos de protección individual entre los 75.000 profesionales del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) y los 10.000 empleados de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS).

Alonso ha indicado que a los trabajadores del sector sociosanitario de residencias de mayores, centros de atención a la discapacidad, centros ocupacionales y centros de menores no les están llegado ni los test rápidos de detección de COVID-19 ni el material de protección.

"Los profesionales no están trabajando con seguridad", según la portavoz de CSIT-UP, quien ha reclamado que se realicen de inmediato los test rápidos que se han anunciado a los profesionales sanitarios y sociosanitarios.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD