13-04-2020 / 18:21 h EFE

a Cruz de Tenerife, 13 abr (EFE) El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha anunciado este lunes que ampliará el periodo de pago voluntario de los impuestos municipales de dos a cuatro meses.

El periodo de cobranza comenzará a mediados de junio, con lo cual, los vecinos de Santa Cruz tendrán hasta mediados de octubre para hacer frente a los tributos, ha informado la alcaldesa de la capital, Patricia Hernández, en una rueda de prensa convocada para dar cuenta de las medidas tributarias aprobadas por el Consistorio tinerfeño.

A este respecto, Hernández ha destacado que el retraso en el mes de inicio de la cobranza, que pasa de mayo a junio, dará a los ciudadanos la posibilidad de domiciliar sus impuestos y acceder a un descuento del tres por ciento.

Durante el periodo de cobranza, las personas que no tengan capacidad para afrontar sus impuestos y tasas podrán solicitar el fraccionamiento del pago de sus tributos e incluso el aplazamiento “si no se encuentran en disposición de abonar ninguna cantidad”, ha explicado la alcaldesa.

El pago de los tributos podrá aplazarse o fraccionarse hasta un plazo máximo de 30 meses, es decir, dos años y medio, en función del importe total de los impuestos y del nivel de renta del contribuyente, ha apuntado el concejal de Hacienda, José Sabaté.

Además, como medida adicional, las personas que soliciten un aplazamiento o fraccionamiento estarán exentas del pago de intereses de demora si abonan los tributos municipales antes de que finalice el año, el 31 de diciembre de 2020.

“Se trata de medidas sencillas, pero eficientes, que se sumarán al paquete de medidas económicas y sociales que el Ayuntamiento ya ha puesto en marcha”, ha abundado Hernández.

El objetivo, ha continuado, es que las obligaciones tributarias municipales no supongan “una carga tan alta” que impidan la recuperación económica de las personas afectadas por la congelación de la actividad económica derivada de la crisis sanitaria del coronavirus.

De acuerdo con Sabaté, las cuentas municipales deberían ingresar este año un monto total de 78 millones de euros.

No obstante, aunque no esperan recaudar la totalidad de los tributos, el consejal de Hacienda ha asegurado que son “optimistas” y que esperan que la caída en el pago de los impuestos locales no supere el 10 por ciento.

Donde sí barajan caídas “muy superiores”, del orden del 30 por ciento, es en los bloques de ingresos del REF y los ingresos procedentes del Estado, “que van a mermar los ingresos del Ayuntamiento muy sensiblemente”, ha agregado Sabaté.

En este sentido, la alcaldesa ha querido recalcar que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife es uno de los consistorios con menor presión fiscal sobre la ciudadanía, "de hecho es la capital de provincia de toda España con menor carga fiscal, y está muy lejos de otras ciudades canarias, como Las Palmas de Gran Canaria o San Cristóbal de La Laguna", ha concluido.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD