14-04-2020 / 10:20 h EFE

El Ayuntamiento de Sant Lluís reducirá el pago a proveedores a 15 días, con el objetivo de inyectar liquidez a las empresas y autónomos y minimizar el impacto económico causado por la crisis de coronavirus en el municipio.

El equipo de gobierno, que antes de la declaración de estado de alarma abonaba las facturas en un plazo medio de 45 días, prevé haber agilizado estos pagos a finales de este mes, ha destacado el consistorio este martes en un comunicado.

La institución pagará una media de 140.000 euros en facturas cada semana y acelerará la devolución de las fianzas y avales por parte de contratistas y promotores para la ejecución de obras, cuyo importe medio asciende a 3.000 euros.

Sant Lluís también agilizará los trámites administrativos para otorgar licencias de obras.

Estas medidas se suman a la congelación del pago de impuestos y tributos, la suspensión del cobro de servicios y actividades municipales, así como la flexibilización de los pagos fraccionados para paliar los efectos de la actual situación.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD