14-04-2020 / 15:41 h EFE

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha insistido en pedir al Gobierno que aclare de dónde sale la cifra de 1.714.000 mascarillas remitidas a Cataluña para prevenir el coronavirus, que a él le evoca la caída de Barcelona en el año 1714, ya que las explicaciones dadas por el ejecutivo "no cuadran".

A preguntas de los periodistas en una rueda de prensa telemática, Buch se ha vuelto a referir este martes a la polémica que desató ayer al denunciar que no se puede jugar con la historia de Cataluña ya que la entrega de 1.714.000 mascarillas le evoca a 1714, año de la caída de la ciudad de Barcelona a manos de las tropas borbónicas en la Guerra de Sucesión, por lo que advirtió de que no tolerarían que la siguiente remesa recordara al 1939, año del inicio de la dictadura.

La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, ha negado hoy que hubiera "intencionalidad" alguna en el envío de 1.714.000 mascarillas a Cataluña, ha subrayado que el Ejecutivo no tiene "tiempo ni ganas" de polemizar con estas cuestiones y ha explicado que se enviaron "las que tocaron en función de la población".

"Hagan números. Los números no salen por ninguna parte. Si coges los diez millones de mascarillas que anunció el Gobierno y se divide entre población, o entre población activa de Cataluña, los números no salen por ninguna parte. Por lo tanto, quien debe dar explicaciones de cómo se llega a este número no soy yo, quien debe explicarlo es quien lo realiza", ha exclamado el conseller.

Horas antes, en una entrevista en Catalunya Ràdio, Cunillera había asegurado que bastaba con mirar los datos facilitados por el Gobierno sobre el reparto de mascarillas entre las diferentes comunidades autónomas para ver que la cifra de 1.714.000 es fruto de un cálculo matemático.

"He oído a Cunillera, explicando de donde salía el número. Y evidentemente, no cuadra", ha resaltado el conseller, que ha reconocido que antes de su diatriba de ayer en contra de esta cifra de mascarillas no se puso en contacto con la Delegación del Gobierno para intentar saber de dónde salía el cálculo.

"El ejercicio que hicimos ayer, cuando nos dieron el número, no salía por ninguna parte. Parecía un número aleatorio, porque dividiendo entre la población o entre la población activa, no cuadra. A partir de aquí, quien debe explicar de dónde sale el numero no soy yo, que no puedo adivinar de dónde sale", ha subrayado.

Sobre este tema, la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha evitado ahondar en la misma rueda de prensa telemática en la polémica por la cifra de mascarillas: "No creo en las casualidades, pero que cada uno extraiga sus conclusiones", ha zanjado.

Por otra parte, a preguntas de los periodistas, Buch también ha justificado que en sus comparecencias se refiera siempre en castellano al Gobierno o al Estado español, aunque hable en catalán

Una práctica que, según ha asegurado, mantiene desde hace muchos años, ya que así trata de "diferenciar" entre el Govern de la Generalitat y el Gobierno central, para "hacerlo más corto". "Se entiende más fácil", ha alegado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD