14-04-2020 / 15:41 h EFE

El Govern de la Generalitat ha aprobado este martes un protocolo para prevenir los abusos sexuales y otros malos tratos a niños, adolescentes y jóvenes en el ámbito de la educación en el tiempo libre, un sector que moviliza cada año a unos 500.000 menores en Cataluña.

Impulsado por el Departamento de Asuntos Sociales, con el consenso de entidades, agentes sociales y la patronal, el protocolo actualiza el acuerdo vigente en el ámbito del maltrato y abusos a menores que se aprobó en 2013, pero que no tenía el rango de protocolo aprobado por acuerdo de Govern.

El nuevo protocolo prevé múltiples mecanismos para garantizar la protección de los niños, adolescentes y jóvenes que participan en las actividades de ocio como centros de escoltas, recreativos, de verano, colonias, acampadas, rutas o campos de trabajo.

El nuevo documento pivota sobre la figura de los educadores de ocio, que en Cataluña son unos 40.000 en la actualidad, como garantes de la prevención, detección, notificación y apoyo a los niños y jóvenes ante cualquier situación de abuso.

El protocolo fija un decálogo de medidas para minimizar los riesgos, como que se intente trabajar siempre que sea posible en parejas pedagógicas mixtas, y que todas las actividades que se lleven a cabo tengan una base pedagógica.

Cualquier conversación o entrevista individual se hará en un lugar destinado a tal fin, con visibilidad desde el exterior y en el caso de que sea necesario hacerlas de manera regular se deberá informar al responsable, padres, madres o tutores legales de los motivos.

Nunca se forzará a los niños y adolescentes a dar muestras de afecto si éstos no quieren y se evitará la entrega de regalos y obsequios para no confundir la relación afectiva.

Además, se deberá evitar dar o solicitar números de teléfono y correos electrónicos u otros datos personales sin el conocimiento los padres y madres o tutores legales.

Asimismo, habrá que utilizar las redes sociales de las entidades para informar y no seguir o añadir niños y adolescentes con los que se esté trabajando.

Todas las autorizaciones que den los padres, madres o tutores han de ser entregadas por escrito y no por llamada telefónica, y se pedirá el certificado negativo de delitos de naturaleza sexual a cualquier persona que participe en las actividades.

El nuevo documento especifica que en caso de detección, todos los miembros del equipo deberán seguir el circuito interno que marca el protocolo, enmarcado en el Protocolo Marco de Actuaciones contra el Maltrato a Niños y Adolescentes de Cataluña.

Este circuito obliga a ponerse inmediatamente en contacto con el servicio sanitario u hospital de referencia de la zona en caso de que se haya producido un caso de maltrato o acoso sexual.

Tanto si se trata de una urgencia hospitalaria como si no, se debe comunicar la situación a la DGAIA y a la Fiscalía de Menores y la dirección de la entidad informará a la familia del niño o adolescentes de las actuaciones que se estén realizando.

La Dirección General de Juventud ha organizado a partir de este viernes tres cursos a distancia sobre el nuevo protocolo, en los que también se abordarán técnicas de identificación, actuación y prevención en caso de abuso sexual, que impartirá la Fundación Vicki Bernadet y que cuentan con 75 inscritos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD