14-04-2020 / 18:31 h EFE

El extremo derecho español Pedro Rodríguez, jugador del Balatonfüredi KSE y exjugador del Balonmano Logroño, aprovechó la suspensión de la liga húngara de balonmano debido a la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 para ayudar a hacer la compra a personas mayores de Balatonfured, la ciudad donde juega.

“Ha sido una experiencia gratificante porque la gente mayor no puede salir de su casa. Nos lo propuso el club a los jugadores y no lo dudé”, afirmó Rodríguez, quien reconoce que el confinamiento en Hungría es “diferente” al de España.

“En Hungría nos permitían salir a correr, bajar a la calle. Y desde el principio la gente se concienció e iba a los supermercados con mascarilla y guantes”, relató el exjugador de Academia Octavio, Naturhouse y Pick Szeged.

La liga húngara se paró en el mes de marzo cuando todavía restaban nueve jornadas por disputarse. En abril, la federación acordó que no se jugaría más esta temporada y anuló todos los resultados hasta la fecha. No hay campeón ni tampoco ascensos y descensos en la máxima categoría.

“Llevaba un mes y medio con la liga parada y entrenando en solitario en mi casa. En España está mi mujer, mi familia y mis amigos, así que el club me permitió volver ahora. La temporada ha sido anulada”, cuenta Pedro Rodríguez, quien mañana tiene previsto llegar a Galicia después de vivir una experiencia “inolvidable” en Balatonfured.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD