14-04-2020 / 21:10 h EFE

Un grupo de familiares de ancianos de la residencia Orpea Alcobendas ha presentado una denuncia a la Policía Nacional para investigar las supuestas “deficiencias” que, a su juicio, “se han acrecentado” desde la aplicación del estado de alarma en cuanto a “falta de personal, alimentación e higiene”.

Los familiares interpusieron la denuncia el 4 de abril en la comisaría de Alcobendas, acompañada de la firma de otros 60 familiares que apoyan la petición de que la Policía y también el Ministerio Fiscal estudien la situación del centro, que dispone de 180 plazas.

El hijo de un jubilado ingresado en esa residencia de Alcobendas ha explicado a Efe que una de sus principales quejas es “la falta de comunicación” que tienen con los médicos y con sus seres queridos, “muchos de ellos contagiados por coronavirus”.

En este sentido, censura que no se les contacte “con una periodicidad fija”, lo que hace que, en ocasiones, estén varios días “sin que nadie les cuente cómo están sus mayores”.

Los familiares opinan que la Residencia Orpea de Alcobendas “carece de los medios necesarios para afrontar una situación tan grave como la actual”, por lo que dicen haber pedido “reiteradamente” a la dirección que solicite ayuda externa.

En el escrito a la Policía también expresan su interés en que se investigue si el centro cuenta con el suficiente personal sanitario, y si ha podido incumplir los protocolos establecidos por Sanidad, en lo referente a la utilización de equipos de protección individual y a la adopción de medidas de aislamiento e higiene especiales.

Insisten en que su objetivo es conocer cuál es el estado del centro, porque “las pocas informaciones que reciben” alertan de que en los últimos días se ha producido un número de fallecimientos “muy superior al que se podría considerar como asumible dada sus características”.

Pese a todo, los familiares ponen en valor que, según han podido saber, desde que presentaron la denuncia hace diez días el centro ha recibido la visita de un equipo de bomberos que “ha revisado las instalaciones, ante la angustia que les trasladaron los familiares”, y la UME ha estado ayudando en las tareas de desinfección.

Por su parte, desde la dirección del grupo Orpea aseguran en un comunicado que la comunicación con los familiares de los residentes “es permanente”, y que se han habilitado diferentes canales para ello, como videollamadas entre los familiares y los residentes, y llamadas dirigidas desde el centro a las familias para que conozcan su estado de salud.

En la misma línea, mencionan que se está trasladando “información veraz y en tiempo real” a todas las administraciones y organismos públicos competentes, tanto en lo referente a residentes fallecidos como de posibles casos de contagios.

También aseguran que se cumplen “escrupulosamente” los protocolos de vigilancia, prevención y control sanitario e higiene establecidos, y que los profesionales cuentan con equipos de protección para trabajar “de manera segura”.

Asimismo, denuncian que la directora del centro de Alcobendas está sufriendo “acoso, amenazas, vejaciones y coacciones” por parte de “determinados familiares”, en unos hechos que consideran “graves” y que, a su juicio, podrían ser constitutivos de un delito de calumnia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2021
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD