15-04-2020 / 11:22 h EFE

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM) ha dado la razón a la aspirante a una plaza docente convocada por la Universidad de Murcia (UMU) porque esta institución ha podido acreditar que le envió un correo pero no se cercioró de que lo había recibido.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, señala que el juzgado de lo contencioso al que correspondió el recurso presentado por la aspirante contra la UMU dio la razón a esta.

En la comunicación, enviada a la dirección que ella misma había facilitado, se le había pedido que comunicara si aceptaba su designación para una plaza de profesor asociado en la facultad de Derecho.

Al no recibir respuesta en el plazo que se le había dado, la institución la excluyó de la bolsa de trabajo y se la asignó a otro aspirante.

En su demanda, la reclamante aseguró que no había recibido el email y que la UMU debió haber utilizado otras vías, como el teléfono, para asegurarse de que había recibido la comunicación.

Al rechazar el recurso presentado por la UMU, el TSJRM, con ponencia del magistrado Julián Pérez-Templado, dice que “he aquí cómo un simple error o fallo burocrático, pues no cabe pensar en otra cosa, se transforma en categórico proceso administrativo y judicial, explicable por las serias motivaciones que asisten a las partes”.

Y añade que si el destinatario de la comunicación no la recibe, esta resulta inválida.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2022
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD