15-04-2020 / 12:43 h EFE

Agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León han sorprendido a una persona que pescaba en la Reserva Regional de la Demanda (Burgos), en el río Arlanza, a la que han denunciado.

El infractor no solo se enfrenta a una multa de entre 3.000 y 10.000 euros por una falta grave contra la Ley de Pesca de Castilla y León, ya que está prohibido en época de veda, sino también a otra adicional por incumplir el confinamiento, han informado este miércoles fuentes de la administración autonómica.

La caza y la pesca, en cualquiera de sus modalidades, son actividades prohibidas durante el Estado de Alarma, por lo que la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León advierte de que mientras está situación siga en vigor se seguirán redoblando los esfuerzos a la hora de detectar y detener la realización de actividades no permitidas en el medio natural.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2023
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD