15-04-2020 / 19:50 h EFE

Lido Pimienta solo nada contra la corriente. Ganó el mayor premio de la música en Canadá pero renuncia al "mainstream". Y podría refugiarse en su identidad colombiana aunque en el álbum "Miss Colombia" prefiere cuestionar su "relación tóxica" con un país que adora y detesta a la vez.

"Es muy poquita la atención que tengo de los medios en Colombia en comparación con toda la gente que quiere hablar conmigo de otros países del mundo", dijo a Efe esta artista afincada en Toronto (Canadá).

"Esa relación con Colombia de 'te quiero dar todo mi amor, te quiero dar todo, papi o mami'. Si Colombia fuera un país, sería una mujer. Tengo una relación lésbica con Colombia que no es recíproca. Es como: 'Mi amor, te quiero dar todo, te quiero abrazar, te quiero dar plata, te quiero ayudar a que salgas adelante, quiero que planeemos cosas juntas'. Y Colombia es como: 'No, no'", argumentó.

"Miss Colombia", que se edita este viernes, es el primer disco que presenta Lido Pimienta desde que en 2017 ganara con el álbum "La Papessa" y contra todo pronóstico el premio Polaris, el galardón musical más prestigioso de Canadá y en donde derrotó a Leonard Cohen ("You Want it Darker") o Feist ("Pleasure").

"Fue un accidente...", bromeó sobre un reconocimiento que no tuvo nada de error y que distinguió un espléndido álbum en el que esta artista que se identifica como queer y afroindígena unía la música electrónica con los ritmos tradicionales de su tierra.

Pero el Polaris también le sirvió para echar el freno.

"Lo que he hecho es aprender a ser mejor negociante porque esto es una industria, esto es un negocio (...) Antes del premio nunca había hecho música pensando en una audiencia. Estos años me han servido para entender el poder que tiene mi voz y testear el terreno de ver qué tan lejos puedo llegar con un álbum en castellano que no hable de 'papi, me duele que no me llames', 'te la meto, me la metes', 'si no me llamas, me pongo a llorar'", explicó.

En este sentido, resaltó que su "preocupación" es cómo conservar su "integridad artística".

"Hay una fórmula para todo. Y yo se qué música tengo que hacer si quiero ir en el 'fast track' (el camino rápido o fácil) a los Grammy y que me den un premio. Si quiero tener una casa de dos o tres millones de dólares en Los Ángeles, sé cuál es el 'fast track' para eso. Pero como en realidad soy artista y no puedo comprometer mi visión, pues vivo en un apartamento de Toronto, crío a mis hijos y estoy en mi casa tranquila y feliz", añadió.

"Miss Colombia", que cuenta con invitados como Li Saumet de Bomba Estéreo, toma como sorprendente punto de partida el famoso error de Miss Universo 2015 cuando el presentador Steve Harvey anunció como ganadora a la colombiana Ariadna Gutiérrez pese a que la triunfadora era, en realidad, la filipina Pia Wurtzbach.

"Nunca había visto a la diáspora colombiana tan unida en odio por algo tan estúpido. Cuando estamos hablando de Colombia, un país que es tan violento, tan corrupto, la unión debería ser por eso, no porque le quitaron una corona a una mujer", opinó la artista, quien dijo que desde fuera los emigrantes tienden a "romantizar" la patria lejana sin reparar en heridas como el racismo o la violencia.

"De ahí viene 'Miss Colombia': cómo puedo aceptar y cómo puedo continuar esta vida con estos sentimientos encontrados como persona que ama a su país, pero que odia a su país", añadió.

Esa enrevesada relación con Colombia, a través de canciones como "Eso que tú haces" o "Te quería", no ignora la parte positiva.

"La reivindicación que tiene Colombia es nuestra cultura, nuestra naturaleza, nuestros grupos indígenas y nuestras negritudes. Cuando me acuerdo de esa parte de Colombia, no la odio tanto... Tengo que soportar toda la mierda, pero tengo que entender que debajo de esa mierda hay tantos diamantes y perlas, belleza en mi país", contrapuso.

Quizá esa conciencia respecto a sus orígenes le haya ayudado también durante la pandemia por el coronavirus, que la artista observa con tristeza por la tragedia humana pero también desde cierta serenidad.

"Soy parte de un grupo cultural, étnico y sociopolitico y socioeconómico que siempre vive en estado de alerta (...). Yo, en mi adolescencia, estaba tranquila comiendo mi desayuno y de repente nos tocaba correr al cuarto y meternos debajo de la cama porque la guerrilla y las FARC estaban peleando ahí fuera de la ventana", recordó.

"Cuando esa clase de violencia sucede en tu entorno, tienes ese trauma y vienes con esa ansiedad a vivir a un país como Canadá, donde en realidad en las ciudades no pasa nada, veo todo este pánico global y hago lo opuesto y me relajo", aseguró. EFE

dvp/arm/ma

(foto) (vídeo premium)

Accede a contenido premium exclusivo, con fotos y vídeos, en el nuevo producto Entretenimiento América de Efe Servicios (https://bit.ly/EFEentretenimiento). En Twitter puedes seguirnos con el hashtag #

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD