20-04-2020 / 9:20: h EFE

Izquierda Unida de Castilla y León ha pedido este lunes a la Junta "medidas contundentes" para frenar el elevado número de contagios y muertes por coronavirus en las residencia de mayores y en concreto plantea que se habiliten centros para aislar a los usuarios en función de su grado de contacto con el virus.

En un comunicado ha recordado que "desde el inicio de la epidemia han fallecido ya casi dos mil personas con COVID-19 o síntomas compatibles en alguno de los 1.214 centros de este tipo que hay en la Comunidad Autónoma", con "casi 4.000 las personas que han dado positivo en las pruebas de detección del virus".

En concreto, Izquierda Unida reclama que se habiliten centros para proceder al aislamiento de los y las residentes según su grado de contacto con el virus.

Y propone atender a las personas que hayan enfermado en los centros asistenciales o en las propias residencias medicalizadas y buscar otros alojamientos diferenciados para quienes han dado negativo en las pruebas, para los positivos asintomáticos y para aquellos que han recibido el alta tras la enfermedad.

Con el objetivo de conseguir esa separación real de las personas mayores, "plantea recurrir a alojamientos públicos y privados que en la actualidad están sin utilizar como hoteles, residencias de estudiantes o edificios religiosos".

Izquierda Unida reclama además a la Junta de Castilla y León que ofrezca datos concretos de fallecidos, enfermos y contagiados asintomáticos en cada una de las residencias, públicas o privadas, de la Comunidad.

Esos datos permitirían, a su juicio, conocer la situación en todas las residencias con el fin de adoptar las medidas más convenientes.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD