20-04-2020 / 15:10 h EFE

La consellera de Salud, Alba Vegés, ha dicho este lunes que es imposible conocer todavía el coste que los centros privados han tenido por cada paciente dado de alta por COVID-19 tras pasar por la UCI, por lo que los 43.400 euros fijados por el Govern son un cálculo "aproximado".

La Generalitat prevé abonar a los centros sanitarios privados y concertados de Cataluña 43.400 euros por cada paciente que haya sido dado de alta por COVID-19 tras pasar por la UCI, puesto que su sistema de pago ha quedado suspendido temporalmente al estar estos hospitales ahora incluidos en el sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña (SISCAT).

En rueda de prensa telemática, Vergés ha indicado que el coste real "se deberá analizar a posteriori" y que, por ello, el Govern ha encargado ya una auditoría.

Pero ahora se debía compensar a los hospitales concertados y privados, que se han puesto a disposición del sistema público y han tenido que asumir costes imprevistos como los derivados de "contratar a muchas personas".

Así, en "los próximos meses" se sabrá el coste real y concreto de cada alta y "se podrán hacer las correcciones necesarias, por arriba o por abajo", ha señalado Vergés, que ha defendido que la decisión del Govern se ha tomado a la luz de la opinión pública.

La consellera ha aplaudido la respuesta de los centros concertados y privados durante esta emergencia del coronavirus y ha apuntado que las clínicas privadas han habilitado 264 camas para atender a enfermos de COVID-19, de las cuales ahora hay 142 ocupadas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2023
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD