20-04-2020 / 17:31 h EFE

El alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, ha advertido de que nacionalismos y populismos van a encontrar en esta pandemia espacio para "vender sus tesis", y ha puesto como ejemplo la afirmación del presidente catalán, Quim Torra, de que Cataluña hubiera gestionado mejor la crisis "si fuera independiente".

En una videoconferencia organizada por Nueva Economía Fórum, Borrell se ha mostrado convencido de que la pandemia "va a afectar a la globalización, a los planteamientos del neoliberalismo dominante", además de poner a prueba "la capacidad de la democracia frente a populismos y tentaciones autoritarias".

De acuerdo con Borrell, "va a haber una batalla de narrativas sobre qué sistema es más capaz de contestar con eficacia a situaciones como esta".

Frente a los que piensan que sistemas como el chino son más eficaces, Borrell cree que "la respuesta de países con mayor calidad democrática ha sido mejor", que las "democracias más maduras han respondido mejor y se harán mejores".

Borrell ha urgido asimismo a "subir un escalón más" en la solidaridad europea para enfrentar la crisis derivada de la pandemia de COVID-19 con instrumentos "innovadores" que permitan pasar de dar préstamos a hacer "programas de gasto".

La propuesta que llevará España a la cumbre que los líderes de la UE celebrarán este jueves va en esa línea, porque hay que consensuar un "estado superior de solidaridad europea" en el que se emita deuda no para "fabricar" más deuda, sino para generar recursos que cada país pueda administrar, ha dicho Borrell.

Lo que plantea el Gobierno español, según el documento al que ha tenido acceso Efe, es la creación de un fondo de entre un billón y un billón y medio de euros para buscar la recuperación tras la pandemia del coronavirus, que debería financiarse mediante deuda europea perpetua.

Ese fondo serviría para financiar medidas de reconstrucción con especial atención a los sectores más afectados por el cierre de actividad o por las medidas de contención, como el transporte y el turismo.

Además, las partidas de ese fondo a los países deberían hacerse por transferencias directas y no préstamos, para que no aumente el ratio de deuda pública de cada Estado.

"Estamos innovando con propuestas novedosas a una situación excepcional", ha declarado Borrell, para quien lo fundamental es "suministrar rentas a las personas" que no se puedan beneficiar de subsidios por desempleo o similares y capacidad financiera a las empresas para que no quiebren.

Ha reconocido, por otra parte, que "no se le pueden pedir peras al olmo", ya que la Unión Europea (UE) es una asociación de Estados y "no tiene apenas competencias en materia de salud pública".

A su juicio, al principio de la pandemia "hubo una respuesta divergente" por parte de la UE, con algunas manifestaciones "poco empáticas", pero ahora mismo el bloque comunitario está "en otra fase de convergencia en la respuesta, de mayor cooperación".

El jefe de la diplomacia comunitaria ha afirmado que la llamada a una mayor cooperación europea para superar la pandemia "se puede y se debe hacer también con respecto a la política interior de cada país".

En ese sentido, ha señalado que "visto desde Bruselas sorprende cuán agria es la política en España en momentos en los que debería, quizá, haber mayor cooperación frente a un problema común".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2023
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD